Cinco cosas que el mundo piensa sobre la desigualdad económica

Actualizado 10/10/2014 12:31:31 CET
Desigualdad económica
Foto: HUGO CORREIA / REUTERS

NUEVA YORK, 9 Oct. (Notimérica/EP) -

   La desigualdad económica se ha convertido en el centro del debate sobre política económica, tanto en Estados Unidos como en el mundo. La frontera entre ricos y pobres es el problema que más preocupa a la sociedad, según un informe de Pew Research Center realizado en 44 países de todo el mundo.

   De forma global, la población en países emergentes es más optimista sobre el futuro financiero de sus hijos que en las naciones ricas. Para comprender por qué los países emergentes son más optimistas que los ricos, aquí te dejamos cinco claves.

1. CUALQUIER TIEMPO PASADO FUE MEJOR

   Hay un pesimismo extendido en los países ricos que hace que no confíen en los jóvenes, considerando que lo harán mucho peor económicamente que las generaciones previas. De los 10 países ricos encuestados, una media del 65 por ciento cree que sus hijos tendrán menos capacidad económica de la que tenían sus padres.

2. EL CRECIMIENTO ECONÓMICO GENERA OPTIMISMO

   Una razón por la que los países emergentes son más optimistas es que sus economías han mejorado más en los últimos años, ya que hay una gran relación entre el crecimiento económico y el optimismo.

   Por eso, la población de países como China, Vietnam o Ghana cree que las cosas mejorarán, mientras que Grecia, España o Italia son mucho menos optimistas.

3. TODOS CONFÍAN EN EL CAPITALISMO

   Aunque mucha gente se preocupa por la frontera entre ricos y pobres, lo cierto es que la mayoría acepta un poco de desigualdad para sostener un sistema de libre mercado. Una media global del 66 por ciento ha asegurado que se sienten mejor con el sistema capitalista, incluso si algunos son ricos y otros son pobres. La confianza en el sistema liberal es especialmente fuerte en países emergentes.

4. LA EDUCACIÓN CONDUCE AL ÉXITO

   La mayoría considera la educación como clave para el éxito. En una escala del 0 al 10, un 60 por ciento de los 44 países encuestados, puntuaron la educación con un 10 para lograr el éxito. Ninguno de los otros factores consiguió una puntuación tan elevada: ni el trabajo duro, ni tener contactos, ni ser de buena familia.

5. EL ÉXITO NO DEPENDE DE FACTORES EXTERNOS

   El individualismo es una característica central de la identidad estadounidense y el estudio de Pew Research Center ha revelado que los estadounidense son mucho más individualistas que las personas de otros países. Por eso, los estadounidenses creen que el trabajo duro es clave para el éxito y que este nunca está determinado por fuerzas más allá de nuestro control.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...

Los países más ricos incumplen sus promesas de ayuda al desarrollo