Los claroscuros del Caso Salomone que conmociona Uruguay

Actualizado 18/06/2015 13:14:27 CET
Imagen de Milvana Simonone, tras ser liberada por sus secuestradores
Foto: ELSUBRAYADO.COM.UY

   MONTEVIDEO, 18 Jun. (Notimérica) -

   El secuestro que ha mantenido en vilo a Uruguay en el último mes sigue teniendo 'claroscuros' ya que aún se desconocen los motivos del rapto de la ginecóloga Milvana Salomone.

   Ha pasado ya más de un mes desde que el 17 de mayo Salomone, de 48 años, desapareciera cuando se dirigía a su casa, en el Parque Batlle, tras haber estado en el departamento de Florida, su ciudad natal, mientras su esposo y su hijo presenciaban un partido de fútbol en el Estadio Centenario.

   Durante los 29 días que estuvo desaparecida, se barajaron multitud de hipótesis hasta que se descartaron todas menos la del secuestro. La policía llegó incluso a identificar a algunos de los secuestradores, pero al recibir el marido de Salomone una petición de rescate por valor de 300.000 dólares, decidieron seguir la estrategia de esperar y vigilar sus movimientos con el fin de tener más opciones de detenerlos, "acá se quiso priorizar la vida", dijo el martes el abogado Jorge Barrera a El Observador, quien representó a la familia Salomone en el proceso.

   El pasado viernes 12 se efectuó el pago de la cantidad exigida, siendo el marido de la ginecóloga el que se encargó de llevar el dinero, guiado por los secuestradores, a una zona de Punta Gorda, donde pagó el rescate.

   Cuatro días después, el martes 16, fue liberada a las 7 de la mañana (hora local) en una zona rural cercana a Progreso, en la ruta 32, cerca de donde está el haras de su hermano.

   Posteriormente se detuvo a un total de doce personas, de las cuales cinco han podido ser procesadas por la jueza en lo penal de 10ª turno Dolores Sánchez, y se encuentran en prisión, entre ellas Gustavo Lepere Medero, jefe de la banda con antecedentes penales, al que se le imputa "un delito de secuestro en concurrencia fuera de la reiteración real con un delito de incendio", según anunció la jueza.

   Una de las incógnitas del caso es que no se conoce aún el motivo del secuestro, a pesar de que uno de los detenidos dijo que habían elegido, simplemente, una zona pudiente al azar. No obstante, la policía tiene muy claro que este secuestro se planificó a conciencia, y que los secuestradores sabían perfectamente la identidad de la víctima y los lugares que frecuentaba: "Nadie se cree que la hayan elegido al azar. La eligieron por algo, pero se ve que es lo suficientemente grave o pesado que no lo quieren decir", afirmó una persona cercana a la investigación. Se ha podido saber que la banda tenía una estructura lo suficientemente estable como para realizar más secuestros en un futuro.

   La investigación aún sigue abierta y este miércoles mismo se detuvo a otro sospechoso más que permanecía fugado.

Previa YoutubeCargando el vídeo....

Para leer más