Clima.-Cáritas contribuye con parte de sus fondos de emergencia al plan de ayuda de los afectados por la tormenta 'Noel'

Actualizado 01/11/2007 12:39:13 CET

MADRID, 1 Nov. (EUROPA PRESS) -

Cáritas ha puesto a disposición de la Cáritas Dominicana una partida inicial de 200.000 euros procedentes de sus fondos especiales de emergencia para contribuir al plan urgente que ha puesto en marcha para socorrer a los damnificados de la tormenta tropical 'Noel' en la zona, informó hoy la organización.

Asimismo, la Comunidad de Madrid ha anunciado a Cáritas Española su intención de donar una partida de 100.000 euros para apoyar las labores de ayuda que lleva a cabo la red Cáritas en la isla.

En un comunicado, Cáritas recordó que desde hace décadas desarrolla un "intenso" programa de cooperación fraterna en la isla de La Española.

En cuanto a los efectos de la tormenta tropical, Cáritas indicó que, según los datos facilitados por Cáritas Dominicana, está causando decenas de miles de damnificados. En las últimas 48 horas, se ha cobrado "la pérdida de decenas de vidas humanas y cuantiosos daños materiales a su paso por la isla de La Española".

Además, más de 25.000 personas han sido desplazadas como consecuencia del huracán y unas 6.000 están alojadas ya en albergues temporales. Asimismo, se calcula que unas de 6.300 viviendas han quedado seriamente afectadas por los efectos de la tormenta.

Ante esta situación, los equipos diocesanos y parroquiales de la Cáritas Dominicana han activado inmediatamente sus planes de respuesta a esta emergencia en las zonas más afectadas por 'Noel'.

En la actualidad, la red local de Cáritas presta ya ayuda a los damnificados en diversas zonas de la archidiócesis de Santo Domingo y de las diócesis de Baní, Barahona, San Francisco de Macorís, La Vega, San Juan de la Maguana y Mao.

El plan de emergencia puesto a punto por la Cáritas Dominicana contempla distribuir ayuda de emergencia a una población de 60.000 afectados. Los productos de primera necesidad que se distribuyen a los desplazados son agua potable, alimentos perecederos, menaje de cocina, colchones, ropa de cama y almohadas.