Clima.- 'Juan' alcanza la categoría cuatro y las autoridades mexicanas elevan la alerta en sus costas

Actualizado 30/08/2006 19:07:00 CET

CIUDAD DE MEXICO, 30 Ago. (EUROPA PRESS) -

El huracán 'Juan' alcanzó hoy la categoría cuatro en la escala Saffir-Simpson cuando se encontraba 260 kilómetros al oeste de la ciudad de Acapulco y a unos 155 kilómetros del sur de Lázaro Cárdenas, ciudad también situada en la costa del Pacífico mexicano.

'Juan' se mueve a 19 kilómetros por hora con dirección noroeste, una trayectoria que se espera mantenga durante las próximas 24 horas, y la fuerza de sus vientos máximos alcanza los 215 kilómetros por hora con ráfagas incluso superiores, según el último boletín del Centro Nacional de Huracanes (CNH), con sede en Miami.

Los expertos del CNH esperan que el sexto huracán de la temporada en el Pacífico continúe ganando fuerza durante las próximas 24 horas y que sus fuerte vientos alcancen las áreas de la costa mexicana que fueron ya alertadas por el Gobierno del país.

El Gobierno del Distrito Federal reforzó la alerta meteorológica ante la presencia de 'Juan' al sur de las costas de Guerrero, donde se esperan tormentas eléctricas y de granizo. Así, pidió a los residentes de zonas de riesgo que se trasladen zonas más seguras.

Concretamente, las autoridades mexicanas decretaron el aviso de huracán desde Lázaro Cárdenas hacia el oeste hasta Cabo Corrientes y la alerta de huracán para Islas Marías.

Mientras tanto, continúa la alerta por tormenta tropical desde Cabo Corrientes hasta El Roblito y ahora se encendió el aviso de tormenta de Acapulco a Lázaro Cárdenas.

Una alerta por huracán significa que las condiciones meteorológicas propias del fenómeno se mantendrán en el área durante las próximas 36 horas.

El aviso de huracán indica que las lluvias y fuertes vientos continuarán durante las próximas 24 horas en la zona.

Lo mismo ocurre con las alertas y los avisos de tormenta tropical.

El Centro anuncia fuertes lluvias a lo largo de las costas del sur de México que podrían poner en peligro a la población, con inundaciones y deslizamiento de tierra en los terrenos montañosos.