Actualizado 19/12/2016 13:50:30 +00:00 CET

Colombia, en alerta roja por incendios forestales a causa del fenómeno 'El Niño'

   CALI (COLOMBIA), 28 Dic. (Reuters/Notimérica) -

   Colombia ha declarado este lunes alerta roja por un incremento de los incendios forestales como consecuencia de las sequías ocasionadas por el fenómeno 'El Niño', que ha provocado un aumento de las temperaturas de entre tres y cuatro grados centígrados en varias zonas del país, según el ministro de Ambiente, Gabriel Vallejo.

   Colombia ya ha perdido más de 105.000 hectáreas en 2015 como consecuencia de unos 4.700 incendios forestales, principalmente en las zonas de bosques de la Cordillera de los Andes, ha explicado Vallejo en una conferencia de prensa en Cali.

   "La situación es bastante desoladora. La época más compleja y más delicada está por venir", declaró el ministro tras insistir en que el fenómeno 'El Niño' se encuentra en una etapa de maduración que se extenderá hasta el primer trimestre del 2016.

   El área destruida por los incendios forestales durante 2015 equivale a unas tres cuartas partes de las 140.000 hectáreas de bosques que pierde Colombia cada año a causa de la minería ilegal, la tala de árboles, la conversión de cultivos y el fuego.

   El país, que es considerado como el segundo con mayor diversidad en el mundo después de Brasil y tiene más de la mitad de su territorio en bosques, se encuentra en un estado de máxima alerta. Los bomberos y los organismos de socorro, apoyados por helicópteros militares, trabajan para extinguir las llamas.

   'El Niño' es un fenómeno climático relacionado con el calentamiento del Océano Pacífico. Mientras que en Colombia está provocando sequías y altas temperaturas, en otros países latinoamericanos se están desencadenando intensas lluvias.

   Además de los incendios, las altas temperaturas y sequías han provocado una dramática reducción de las lluvias y los caudales de las fuentes hídricas que surgen los acueductos, lo que ha obligado a racionar el suministro de agua en más de una quinta parte de los 1.102 municipios del país, según ha establecido el Gobierno.