Colombia.- Aumentan a 23 los heridos en el atentado con coche bomba en Bogotá

Actualizado 19/10/2006 23:17:50 CET

La ONU condena el ataque porque "los actos de terrorismo son injustificables y criminales"

BOGOTÁ, 19 Oct. (EUROPA PRESS) -

Los heridos en el atentado con coche bomba ocurrido hoy en la Universidad Militar Nueva Granada de Bogotá, situada en una de las principales zonas de destacamentos castrenses en el noreste de la capital colombiana, aumentaron a 23.

Inicialmente se afirmó que el ataque terrorista había provocado la muerte de dos personas, versión que fue desmentida por el Ministerio de Defensa, según informa la emisora local 'RCN'. La deflagración, de la que no se conoce su autoría, se produjo a las 8.50 horas (15.50, hora española) en el aparcamiento de la universidad.

Un comunicado transmitido por Defensa informa que "ninguna persona falleció como consecuencia de la explosión" y que "cinco vehículos que se encontraban ubicados" en el área del aparcamiento contiguo a las aulas resultaron afectados.

Asimismo, explica que "como medida de precaución las instalaciones de la Universidad fueron evacuadas, así como el Colegio Militar de Bachillerato", y "se descartó la presencia de cualquier otro tipo de explosivo en la zona". El Ministerio de Defensa subraya que "el área fue acordonada y está bajo control de la fuerza pública".

Según varios residentes y empleados de edificios vecinos, se oyó un fuerte estruendo y se observó una espesa columna de humo. En esta zona de destacamentos militares de una extensión de más de 16 manzanas están situadas la Escuela de Caballería, la Decimotercera Brigada del Ejército, la iglesia del Obispado castrense, un teatro, la Escuela Superior de Guerra, así como varios edificios de viviendas de oficiales.

ACTO SOBRE DERECHOS HUMANOS

La explosión ocasionó el incendio de cinco automóviles y la rotura de cristales de algunos edificios colindantes. En el momento de la deflagración se desarrollaba en la Universidad Militar un foro sobre derechos humanos al que estaba prevista la asistencia de funcionarios de Naciones Unidas.

Expertos de la policía y el Ejército llegaron a la Universidad Militar para buscar otro posible coche bomba. El vicepresidente, Francisco Santos, se trasladó de urgencia al despacho del mandatario, Álvaro Uribe, donde declaró que "lo primero es pedir tranquilidad". "Necesitamos que la ciudadanía respalde a su fuerza pública", afirmó Santos, aunque admitió que se "bajó la guardia" en la vigilancia del lugar del atentado.

En la manzana situada enfrente de la Universidad Militar se encuentran edificios de oficinas, en los que funcionan varias multinacionales, entre ellos el World Trade Center, en el que se encuentran un hotel y un despacho de la ONU.

CONDENA DE LA ONU

La Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos emitió hoy un comunicado condenando el atentado, ocurrido mientras "en la universidad de educación superior se llevaba a cabo un acto académico que hacía parte de la celebración de la semana de los derechos humanos del sector de la defensa nacional".

Para la delegación de la ONU, "este atentado, como todo acto de terrorismo, constituye una amenaza para la paz y la seguridad", y reiteró que "los actos de terrorismo, independientemente de quiénes sean sus autores y de cuáles sean sus móviles, son injustificables y criminales".

Además, recordó las palabras del secretario general, Kofi Annan, quien en su documento 'Un concepto más amplio de libertad: desarrollo, seguridad y derechos humanos para todo' señaló: "...En nuestra lucha contra el terrorismo, no hemos de poner nunca en peligro los derechos humanos".

Finalmente, la Oficina hizo llegar su "voz de solidaridad a todas las personas afectadas por la explosión", y confió en que "la investigación abierta sobre este repudiable hecho permita identificar a sus responsables, detenerlos, enjuiciarlos e imponerles sanciones proporcionadas a la extrema gravedad de su delito".