Colombia.- Colombia es el segundo país del mundo en número de refugiados, según un informe de Acnur

Actualizado 19/04/2006 23:19:01 CET

BOGOTÁ, 19 Abr. (EUROPA PRESS) -

Colombia es el segundo país del mundo en número de refugiados, por detrás de Sudán, según un informe del Alto Comisionado para la ONU de Refugiados (Acnur), que indica que, actualmente, más de 250.000 colombianos podrían estar buscando asilo en el exterior.

En un texto sobre la situación de los refugiados en el mundo presentado en Londres, Acnur recoge datos de organizaciones colombianas que señalan que sólo en 2004, 288.000 colombianos se habrían visto forzados a abandonar sus hogares, un 39 por ciento más que en 2003, según informa el diario 'El Espectador'.

En términos generales, el documento considera que, a causa del conflicto, entre dos y tres millones de personas tuvieron que abandonar su hogar en las últimas cuatro décadas. Asimismo, más de 40.000, la mayoría civiles, han sido asesinadas en el país latinoamericano en el marco de ese conflicto sólo desde 1990.

Según el informe, en los últimos años ha crecido el número de colombianos que han huido a otros países de la región, sobre todo Costa Rica, Ecuador, Panamá y Venezuela, pero también a Estados Unidos y Europa.

Sin embargo, las políticas de asilo cada vez más restrictivas que han aplicado los estados desde los atentados terroristas del 11 de septiembre de 2001 hacen cada vez más complicado para los colombianos lograr el estatus de refugiado, señala el documento.

UN FIN EN SÍ MISMO

Acnur estima en más de 250.000 los colombianos que podrían estar buscando asilo en el exterior en la actualidad, mientras que otros muchos desplazados --cuyo número no se conoce-- podrían haberse establecido en otros países sin lograr ese estatus de refugiados. No obstante, la mayoría de las personas expulsadas de sus hogares no llega a salir del país.

Por otro lado, Acnur destaca que el desplazamiento ha sido en muchas ocasiones un fin en sí mismo porque durante muchos años tanto las guerrillas como los grupos paramilitares han despoblado las áreas rurales para apoderarse de las tierras y asentar sus bases.

El Gobierno colombiano considera que el número de desplazados asciende a un millón y medio de personas, el 74 por ciento de ellas, mujeres y niños, pero las organizaciones no gubernamentales creen que la cifra podría llegar al doble.

Aunque sólo representa entre un 2 y un 3 por ciento de los habitantes de Colombia, un 8 por ciento del total de desplazados es indígena, tendencia que, de persistir, podría suponer la desaparición de algunos de los grupos más pequeños y vulnerables del país.