Colombia.- El Comisionado de Paz asegura que el diálogo entre el Gobierno y los 'paras' no ha fracasado ni terminado

Actualizado 11/12/2006 14:44:37 CET

BOGOTÁ, 11 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Alto Comisionado de Paz de Colombia, Luis Carlos Restrepo, aseguró que las negociaciones entre el Gobierno y los paramilitares de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC) para terminar con la violencia no han fracasado ni terminado.

De este modo, Restrepo contradijo las afirmaciones de los jefes paramilitares, que la semana pasada indicaron que el proceso había llegado a su fin con la decisión del Gobierno de cambiarles de su reclusión en un viejo hotel de empleados estatales a una cárcel en el departamento de Antioquia, según informa la emisora local 'RCN'.

El asesor presidencial calificó como "una molestia" el anuncio de los líderes de las AUC de dar por terminado el proceso en el que se desmovilizaron más de 31.000 combatientes. Restrepo señaló que él sigue "siendo el interlocutor por parte del Gobierno" en los diálogos, y dijo que espera que "bajen las aguas" para reactivarlos.

"El proceso con las AUC entra en una segunda fase, centrada en el tema de justicia con el compromiso de los jefes de las autodefensas de contar toda la verdad de lo acontecido. Esta segunda fase nos debe ayudar a desmontar mafias regionales y locales que actuaron conjuntamente con las autodefensas en estos territorios", indicó.

El Alto Comisionado afirmó que entiende "la molestia de los jefes de las autodefensas por haber sido trasladados a una cárcel de alta seguridad". Sin embargo, consideró que "primará la sensatez y que finalmente los jefes de las autodefensas mantendrán esta comunicación con el Gobierno, aunque lo fundamental en esta fase es la adecuada aplicación de justicia".

Restrepo subrayó que "el proceso no está acabado", sino que es "exitoso", ya que en las regiones que antes controlaban los paramilitares la recuperación de la presencia estatal "es enorme". En su opinión, "a nadie le gusta estar en una cárcel de alta seguridad", pero aseguró que la medida "ayudará a consolidar el proceso hacia el futuro".

El proceso de paz con las AUC entró en una nueva crisis el pasado miércoles, cuando el Gobierno ordenó el traslado de los 59 jefes 'paras' que estaban recluidos en un antiguo hotel de La Ceja (Antioquia), a una prisión de la misma región. Las autoridades colombianas argumentaron que el traslado se ordenó por informes sobre una posible fuga de los paramilitares.

La respuesta de los jefes desmovilizados de las AUC, que esperan la aplicación de la llamada Ley de Justicia y Paz --marco legal del proceso--, anunciaron que daban por terminado el diálogo y acusaron al Gobierno de incumplir los compromisos.