Colombia/Ecuador.-Muere una persona en un enfrentamiento entre soldados ecuatorianos y un grupo armado ilegal colombiano

Actualizado 29/07/2006 0:18:20 CET

QUITO, 28 Jul. (EP/AP) -

Una persona, al parecer de nacionalidad colombiana, falleció hoy en un enfrentamiento entre soldados ecuatorianos que patrullaban la frontera con Colombia y un grupo armado ilegal de este país, informó el ministro de Defensa de Ecuador, Oswaldo Jarrín.

Según explicó en rueda de prensa, los militares descubrieron bases que pretendían ser instaladas en territorio ecuatoriano. El grupo armado abrió fuego y uno de los integrantes del comando del Ejército fue abatido.

El enfrentamiento se produjo en la provincia amazónica de Sucumbíos, fronteriza con Colombia, en una zona conocida como Santa Rosa de los Cofanes. El fallecido en el enfrentamiento aún no ha sido identificado.

Jarrín reconoció que "existen nuevamente infiltraciones de grupos ilegales armados" en territorio ecuatoriano, y expresó su preocupación porque en las zonas fronterizas existe "un intento de captar a la población hacia actividades ilícitas".

Sin embargo, el ministro no identificó al grupo armado ilegal que se enfrentó a las tropas ecuatorianas. La guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) tiene frentes activos en la frontera y algunos de sus combatientes han sido detenidos en Ecuador.

CUATRO CAMPAMENTOS CON EXPLOSIVOS

El general Tito Manjarez, jefe de operaciones del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas de Ecuador, afirmó que el enfrentamiento se produjo durante un operación militar de ocho días, denominada 'Limpieza 2', en la que participaron 1.200 soldados.

Manjarez aseguró que en las operaciones de control, el Ejército también encontró cuatro campamentos, presuntamente de grupos ilegales colombianos, y en ellos hallaron granadas, recipientes con sustancias para el procesamiento de hoja de coca y víveres.

Por otro lado, cinco indígenas sarayaku fueron detenidos con 55 libras de explosivos y en la provincia fronteriza de Esmeraldas se destruyeron al menos 3.000 plantas de coca.

Las autoridades ecuatorianas realizan permanentemente operaciones de control en la frontera con Colombia y han manifestado que este país defenderá su soberanía pero que no intervendrá en el conflicto armado colombiano.