Actualizado 31/10/2006 03:06 CET

Colombia/EEUU.- Una ex guerrillera de las FARC testifica en EEUU contra Simón Trinidad, al que se le juzga por secuestro

WASHINGTON, 31 Oct. (EUROPA PRESS) -

Una ex guerrillera de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) testificó el lunes en Washington en el juicio contra el líder de esta organización Simón Trinidad, al que se acusa del secuestro de tres estadounidenses en febrero de 2003.

La mujer, de 25 años, pertenecía al aparato de comunicación del grupo armado cuando Trinidad era jefe del frente 41 de las FARC, que opera en la Sierra nevada de Santa Marta y en el departamento del Cesar.

"La instrucción que nos dio (Simón Trinidad) era que cualquier gringo, turista, civil, lo que fuera, debía ser secuestrado. No se podía dejar escapar a ninguno. Eran muy importantes, pues servían para un canje o porque se podía obtener mucho dinero", indicó.

Visiblemente nerviosa, la ex integrante del grupo armado se sumó al grupo de testigos que han sido llamados por la Fiscalía de Estados Unidos para que declaren en contra de Trinidad, cuyo juicio en Washington ya ha entrado en su tercera semana.

Según informa el diario local 'El Tiempo', la ex guerrillera dijo al jurado que desde una posición privilegiada fue testigo directo de numerosos secuestros ordenados o coordinados por quien fuera su mentor.

Así, puso como ejemplo el secuestro del político César Elías Ochoa Daza cuando éste se dirigía a su finca en 1998. Según explicó, fue testigo cuando Trinidad le ordenó a un subalterno, alias 'Willington', que se ocupara del rescate que pagaría la familia por su liberación. También corroboró documentos presentados por los fiscales en los que Trinidad exige el pago de "vacunas" a habitantes de la zona.

Durante la audiencia fueron presentadas imágenes de la ex guerrillera con el uniforme de las FARC y otras de Trinidad en el Caguán junto con líderes de la organización. La participación de la mujer, que continuará hoy, martes, cuando la defensa la interrogue, se prolongó durante casi cuatro horas.

La joven también contó al jurado las circunstancias que la llevaron a las FARC cuando apenas tenía 9 años, su entrenamiento para los secuestros y en el uso de explosivos, y el embarazo que la empujó a desertar de las filas de la guerrilla en agosto de 2003.