Actualizado 05/12/2006 20:31:37 +00:00 CET

Colombia.- El ex paramilitar Salvatore Manucuso afirma que las autodefensas siguen creyendo en el proceso de paz

El Alto Comisionado de Paz advierte que los 'paras' desmovilizados podrían perder los beneficios en febrero

BOGOTÁ, 5 Dic. (EUROPA PRESS) -

El desmovilizado jefe paramilitar Salvatore Mancuso afirmó hoy que los ex comandantes de las autodefensas siguen creyendo en el proceso de paz abierto con el Gobierno nacional en 2003, pese a su traslado a la cárcel de máxima seguridad de Itagüí, pero pidió la presencia de representantes del Ejecutivo, de la Iglesia Católica y de la Organización de Estados Americanos (OEA) para buscar salidas a la crisis que se está presentando.

En declaraciones a la emisora local 'Caracol Radio' recogidas por Europa Press, Mancuso negó que haya existido un plan de fuga organizado desde el centro de reclusión de La Ceja, y desmintió que se hayan producido peleas entre los ex jefes paramilitares.

"Estamos invitando al Alto Comisionado para la Paz, al ministro del Interior, a monseñor Julio César Vidal y a Sergio Caramagna a que se acerquen a la cárcel de Itagüí para buscarle salidas a la crisis", agregó.

El ex comandante de las autodefensas explicó que los desmovilizados continúan creyendo en el proceso de paz, que no se puede dejar acabar "porque sería el mayor fracaso de la politica de seguridad democrática".

Según comentó Mancuso, la propuesta de la creación de la Comisión Civil de la Verdad se hizo pensando en que todas las personas que participaron de una u otra forma en el fortalecimiento de los grupos paramilitares lo digan de cara al país.

Los ex jefes de las autodefensas invitaron también a los directores de todos los partidos y movimientos políticos de Colombia a analizar el estado real del proceso de paz y facilitar la creación de la Comisión Civil de la Verdad.

En este sentido, Mancuso señaló que el Gobierno de Álvaro Uribe no cumplió el pacto que tenía con los ex jefes paramilitares para darles un sitio especial de reclusión, diferente de una cárcel convencional.

Por otro lado, el ex líder de las AUC se abstuvo de dar a conocer la lista de dirigentes políticos, económicos y sociales que firmaron acuerdos con los grupos paramilitares, y no quiso referirse a sus vínculos con el presunto narcotraficante italiano Giorgio Sale, pero advirtió que contará toda la verdad sobre los nexos entre políticos y las autodefensas cuando sea llamado a comparecer ante los tribunales de Justicia y Paz.

PODRÍAN PERDER SUS BENEFICIOS EN FEBRERO

Por su parte, el Alto Comisionado de Paz de Colombia, Luis Carlos Restrepo, advirtió hoy de que los paramilitares desmovilizados de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC) podrían perder los beneficios de la Ley de Justicia y Paz si antes del próximo 13 de febrero no son escuchados en versión libre por fiscales de la República.

En declaraciones a 'Caracol Radio', Restrepo indicó que en varias ocasiones le ha dicho a la Fiscalía que la justicia "se quedó corta" para atender a los más de 5.000 desmovilizados que mostraron su voluntad de diálogo.

Además, comentó que hay "graves dificultades procesales", pues "no hay cómo investigar ni hay suficientes fiscales para atender todos los casos de los desmovilizados". "La voluntad y la disposición de rendir indagatoria de los desmovilizados no será eterna", señaló.

El Alto Comisionado de Paz recordó el reciente caso del ex integrante de las AUC 'Mac Giver', quién quedó en libertad después de que la Fiscalía anulara su proceso, ya que en varias ocasiones quiso rendir indagatoria y no hubo quién le atendiese. Ni siquiera se pudo tramitar una orden de captura, según puntualizó el Alto Comisionado.