Colombia.- El fiscal general asegura que no tiene pruebas de que los 'paras' intentaran fugarse u ordenaran asesinatos

Actualizado 11/12/2006 19:20:53 CET

BOGOTÁ, 11 Dic. (EUROPA PRESS) -

El fiscal general de Colombia, Mario Iguarán, aseguró hoy que no tiene pruebas de que los ex jefes paramilitares recluidos en un centro recreativo de La Ceja (departamento de Antioquia) intentaran fugarse u ordenaran el asesinato de varios ex colaboradores, tal y como había afirmado el Gobierno para justificar su traslado a la cárcel de alta seguridad de Itagüí.

La Fiscalía estudia la hipótesis de la existencia de una organización criminal poderosa que podría tener como eje el narcotráfico y que contaría con la participación de la fuerza pública para cometer esos crímenes, según informa la emisora local 'RCN'.

"Ninguno, no tenemos un indicio, un elemento o una información que nos permita por ahora inferir razonablemente que ellos estaban fraguando una fuga o que fueron determinadores del homicidio de otras personas", precisó el fiscal general.

Según explicó, "es una mera hipótesis", y aclaró que lo que les preocupa es que "pueda haber miembros de la fuerza pública implicados en los crímenes de desmovilizados como alias 'Omega' y alias 'Danielito'".

Hace diez días, el Gobierno ordenó el traslado de 59 jefes paramilitares desmovilizados de un centro vacacional en el municipio de La Ceja a la cárcel de alta seguridad en la ciudad de Itagüí. El Ejecutivo argumentó que los paramilitares estarían organizando un plan de fuga y que además habrían ordenado desde la prisión el asesinato de algunos de sus lugartenientes con el objetivo de hacerles callar.

Sin embargo, el Gobierno no ha presentado pruebas de las denuncias, como lo pidieron los paramilitares desmovilizados en cumplimiento del proceso de paz. El traslado de los ex jefes de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC), quienes se habían sometido a la justicia voluntariamente, llevó a que éstos rompieran el diálogo con el Ejecutivo.

ORGANIZACIÓN DE NARCOTRAFICANTES

Según Iguarán, la Fiscalía maneja una hipótesis sobre la existencia de "una organización criminal integrada por narcotraficantes que podrían estar asistidos por miembros de la fuerza pública", como denunciaron los jefes paramilitares.

Esta organización sería la responsable, en las últimas semanas, de los asesinatos de algunos lugartenientes de las AUC. Sin embargo, el fiscal reiteró que apenas se trata de una hipótesis y que sólo cuando se reunieran elementos de prueba se referirá a fondo sobre el tema.

Por otra parte, calificó de "extraño e injusto" el pronunciamiento del Alto Comisionado de Paz, Luis Carlos Restrepo, en el sentido de que la actual turbulencia política obedece a la ineficacia de la Fiscalía. "Esa supuesta demora se relaciona más con la aplicación de la Ley de Justicia y Paz en los términos que señala la Corte Constitucional", afirmó Iguarán.

No obstante, añadió que no cree que haya ninguna disputa con el Alto Comisionado de Paz, sino un intercambio de posiciones sobre lo que está sucediendo con el denominado escándalo de la 'parapolítica'. Así, reveló, por ejemplo, que de la lista que envió el Gobierno a la Fiscalía con casi 2.700 desmovilizados, sólo el 15 por ciento estaba debidamente identificado.