Actualizado 03/01/2011 20:09 CET

Colombia.- La Fiscalía investiga a los organismos encargados de distribuir los recursos para atender la ola invernal

BOGOTÁ, 3 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Cuerpo Técnico de Investigación de la Fiscalía colombiana (CTI) ha comenzado a realizar inspecciones judiciales a las sedes de las Corporaciones Autónomas Regionales (CAR) para definir su responsabilidad por la supuesta distribución irregular de los recursos destinados a la emergencia por la ola invernal.

Los agentes que llevarán a cabo las investigaciones son efectivos especializados del CTI que, entre otras cuestiones, se encargan de asesorar al fiscal general en la definición de políticas y estrategias asociadas con las funciones de la Policía Judicial.

Según informa la emisora local RCN, varias sedes han sido objeto de denuncias e investigaciones por casos de supuestas irregularidades, como la sede Autónoma Regional de Atlántico (norte del país), uno de los departamentos más afectados del país, que será una de las primeras sedes investigadas por el CTI.

Con esta medida se pretende recopilar información como copias de contratación del personal de las CAR y los mecanismos llevados a cabo para la prevención de atención de emergencias y atención de desastres.

Las investigaciones comenzaron tras una denuncia interpuesta por el abogado Abelardo de la Espriella ante el fiscal, Guillermo Mendoza Diago, para que determinara la responsabilidad de los directores de las CAR, especialmente los de la zona de la costa Atlántica, en la distribución de los recursos para atender a los afectados por las fuertes precipitaciones que han dejado más de 300 muertos.

GOBERNADORES Y ALCALDES INVESTIGADOS

En este proceso también están siendo investigadas por el fiscal general las acciones y el destino de los recursos que gobernadores y alcaldes han utilizado para frenar los efectos de la ola invernal en aquellos departamentos de Colombia que más han sufrido el azote de las lluvias, que han dejado más de 2,2 millones de personas afectadas en todo el país.

Por otra parte, el procurador para asuntos ambientales y agrarios de Colombia, Óscar Darío Amaya, ha pedido a las autoridades locales que incrementen sus esfuerzos para prevenir y atender las emergencias.

Amaya ha insistido a los alcaldes del país a que mantengan "la vigilancia en los sitios de alto riesgo en los que se han presentado inundaciones". "No se debe bajar la guardia en los puntos más neurálgicos del territorio nacional", manifestó.