Actualizado 21/07/2006 18:27:20 +00:00 CET

Colombia.- Las Fuerzas Aéreas investigan el accidente donde murió la primera mujer piloto de combate de Colombia

BOGOTA, 21 Jul. (EUROPA PRESS) -

El director del Comando Aéreo de Combate Juan Carlos Ramírez informó hoy de que las Fuerzas Aéreas Colombianas (FAC) están en estos momentos realizando "las labores de recolección de datos" que esclarezcan las causas del accidente aéreo en el que murió este jueves la primera mujer piloto de combate del país y su instructor tras participar en la revista militar del 20 de julio.

El general Ramírez explicó que el avión accidentado realizó un vuelo normal hasta el momento en que inicio el aterrizaje cerca de la base de Palanquero y que no parecía haber sufrido fallos técnicos.

"Después de haber participado en el desfile militar del 20 de julio, la flotilla de seis aviones despegó de Bogotá a las 16.30 horas de la tarde y hacia las 17.10, cuando procedían a aterrizar en la base de Palanquero, se presentó el accidente", explicó el oficial.

La aeronave de combate accidentada era un T-37, de la empresa Cessna, utilizado en todo el mundo para el entrenamiento de pilotos de combate. "Es un avión muy seguro, que incluso es utilizado por la fuerza aérea estadounidense para labores de entrenamiento", resaltó, según declaraciones recogidas por la emisora local 'Caracol Radio'.

La teniente Johana Herrera Cortés, fallecida junto a su instructor, el teniente Germán Ramírez, cuando tripulaba un avión T-37 y se disponía a aterrizar en la base de Palanqueros. Además de haber sido la primera mujer piloto de un avión de combate, era la primera oficial de la FAC comandante de soldados y toda una promesa de la aviación colombiana.

Johana tenía 24 años de edad. Ingresó a la Fuerza Aérea a los 16 años de edad y recién terminado el bachillerato, se fue a vivir a Cali, donde emprendió el curso de oficial en la Escuela Marco Fidel Suárez. Entre otros cargos importantes dentro de la Fuerza trabajó en el grupo de inteligencia de la Base Militar de Catam en Bogotá.

El 1 de julio de 2004, llegó al Comando Aéreo de Combate Número Uno, donde inició su proceso de aprendizaje y entrenamiento a mediados del mes de agosto. El 24 de diciembre de 2004, se graduó como piloto de aviones T-37 y fue precisamente en una aeronave donde perdió la vida.