Colombia.- El Gobierno amenaza con utilizar la fuerza para poner fin a la huelga de camioneros

Actualizado 16/02/2011 18:36:36 CET

BOGOTÁ, 16 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Juan Manuel Santos ha lanzado una dura advertencia a los camioneros que mantienen desde hace 14 días una huelga y ha asegurado que está dispuesto a hacer uso de la fuerza para levantar los bloqueos de carretera en distintos puntos de Colombia, así como a tomar medidas judiciales contra los responsables.

El ministro colombiano de Transporte, Germán Cardona, ha dejado claro que no negociarán con los sindicatos de transportes de carga hasta que no desistan de las protestas que han generado el caos en algunas ciudades, especialmente en Bogotá.

"Bajo hechos de presión y bloqueos no vamos a trabajar. No vamos a permitir que hayan bloqueos en las vías del país que están perjudicando a una gran cantidad de colombianos y eso no tiene ninguna justificación", ha aseverado.

Cardona ha acusado a al presidente de la Asociación Colombiana de Camioneros (ACC), Pedro Aguilar, y al secretario de esa organización, Ricardo Virviescas, de ser los responsables del colapso que vive Bogotá, donde han sido bloqueadas algunas de sus principales vías de acceso.

"Esto ya pasó a ser una situación de orden público y hay que dejarlo en manos de las autoridades que están legalmente establecidas para eso que es la Policía", ha expresado el ministros.

Más de 200 oficiales del Escuadrón Móvil Antidistubios (ESMAD) se encuentran preparados para actuar en Bogotá si los camioneros se niegan a suspender las protestas. El ministro del Interior, Germán Vargas Lleras, ha alertado de que están listos para "desalojar a quienes se obstinan en obstaculizar las carreteras y las vías en las ciudades".

SIN ACUERDO

Líderes gremiales se reunieron el martes por la noche (madrugada del miércoles en España) durante más de seis horas con el vicepresidente colombiano, Angelino Garzón, pero el Gobierno no logró persuadir a los camioneros para que depusieran la huelga.

Los representantes de ACC presentaron a Garzón una propuesta que iba a ser estudiada este miércoles, pero las negociaciones dieron un paso atrás después de que los camioneros decidieran mantener los bloqueos de carretera y el paro nacional.

La huelga comenzó el pasado 3 de febrero cuando unos 120.000 camioneros afiliados al ACC, principal gremio de transportadores de carga, decidieron suspender sus actividades para presionar al Gobierno de Santos.

Los sindicatos exigen a las autoridades colombianas reconsiderar la tabla de fletes establecida, así como analizar el costo de los combustibles. También piden mejorar las competencias del sector y los procesos de carga y descargas en los principales puertos.