Actualizado 17/12/2013 20:58 CET

Colombia.- El Gobierno de Cauca niega que haya muertos por los desalojos de los pasos fronterizos

BOGOTÁ, 6 Sep. (EUROPA PRESS) -

El Secretario de Salud del departamento colombiano de Cauca, Duván Elí Quintero, ha negado que haya habido muertos en el marco de los enfrentamientos entre policías y trabajadores irregulares que se han producido este jueves en los desalojos de los pasos fronterizos.

Los activistas pro Derechos Humanos han informado de que al menos tres manifestantes han muerto, mientras que otras fuentes consultadas por la prensa colombiana han elevado a cuatro el número de fallecidos, incluyendo a una niña de seis años de edad.

El representante local Edward Alarcón, por su parte, ha confirmado el balance de los activistas pro Derechos Humanos y ha añadido que al menos 50 manifestantes han tenido que ser evacuados a centros médicos, denunciando una "masacre".

Por su parte, la Policía Nacional ha confirmado 22 heridos --10 agentes y 12 manifestantes--, 13 de los cuales estarían graves por lo que han tenido que ser hospitalizados. De momento, se ha negado a confirmar las cifras de fallecidos.

"Yo hablé con el personero del municipio de El Bordo, que me dio esa información, pero en este momento esa información se ha desvirtuado, por lo que, lógicamente, estamos realizando las averiguaciones para determinar de dónde salió", ha dicho Quintero a Caracol Radio.

El secretario de Salud ha asegurado que, de acuerdo con las cifras que maneja el Gobierno departamental, "solamente se ha informado de la presencia de 18 heridos --cinco policías y 13 civiles-- en diferentes hospitales".

Debido a este baile de cifras, las autoridades colombianas han enviado a la zona una comisión especial, liderada por la gobernadora de Cauca, Edith Milena Cabezas, para informarse 'in situ' de lo sucedido y verificar el balance de víctimas.

EL DESALOJO

Unos 5.000 campesinos colombianos ocupan desde el pasado 19 de agosto los principales pasos fronterizos, en el marco de las protestas de agricultores, ganaderos y transportistas en demanda de mejoras laborales y de protección contra los tratados de libre comercio.

Hoy se han sumado a su lucha miles de trabajadores irregulares que han decidido bloquear los puentes internacionales Simón Bolívar y Francisco de Paula Santander, hacia Venezuela, y la Vía Panamericana para protestar por los nuevos controles contra el contrabando en la línea limítrofe.

En respuesta, las autoridades colombianas han ordenado al Escuadrón Móvil Antidisturbios (ESMAD) de la Policía Nacional que desaloje los dos puentes internacionales y la Vía Panamericana, dando lugar a un fuerte enfrentamiento, cuyo balance de víctimas aún es inexacto.

El ESMAD se ha centrado en el sector de Mojarras, municipio de Mercaderes, sur del departamento de Cauca. Al parecer, los agentes han usado armas de fuego, explosivos, gases lacrimógenos y los manifestantes armas de fuego, bombas de fabricación casera, palos y piedras.