Actualizado 30/05/2012 17:43 CET

Colombia.- Un grupo de campesinos se entierra hasta el cuello para que el Gobierno no los desaloje de su comunidad

BOGOTÁ, 30 May. (EUROPA PRESS) -

Un grupo de campesinos de un municipio del noreste de Colombia se encuentran enterrados hasta el cuello desde el pasado lunes para protestar por los desalojos que el Gobierno de Juan Manuel Santos ha ordenado por considerar que fueron ocupados ilegalmente, según han informado este miércoles los medios locales.

Los campesinos forman parte de una comunidad de más de 200 familias desplazadas que desde hace ocho meses se asentaron en un predio del municipio de Aguachica, en el departamento de César, justificando que no pueden acceder a una vivienda digna.

La protesta inició el lunes con 15 hombres y una mujer, pero cinco de ellos se desmayaron por la deshidratación y fueron trasladados al hospital de la localidad. Los otros 11 manifestantes continúan enterrados y exigen a las autoridades que legalicen los predios donde construyeron sus hogares.

Un equipo formado por Cuerpos de Bomberos, Defensa Civil y varios médicos han acompañado a los campesinos para brindarles asistencia médica y evitar que sufran problemas de salud.

Las familias ocuparon el terreno después de que la Alcaldía de Aguachica anunciara un proyecto de construcción de dos mil casas para familias sin techo que está incluido en un plan de entrega de viviendas gratuitas a la población más pobre promovido por Santos.

El alcalde de Aguachica, Ramón de Jesús Ramos, ha dicho que "todo el mundo quiere entrar en el programa y cree que con invadir predios tienen garantizada una vivienda", ha explicado. Según ha dicho Ramos, el déficit de viviendas en su localidad es un problema que tiene varios años.