Colombia.- Un nuevo atentado con bomba en Cali provoca heridas a dos policías y 13 civiles

Actualizado 21/11/2006 21:32:01 CET

BOGOTÁ, 21 Nov. (EUROPA PRESS) -

Una bomba activada al paso de una patrulla policial causó heridas a dos efectivos y a 13 civiles en Cali, capital del departamento del Valle. El ataque fue cometido hacia la medianoche en Petecuy, un sector residencial popular del noreste de la ciudad, según informó el comandante de la Policía Metropolitana, coronel José Roberto León.

El oficial explicó que la carga explotó cuando dos policías se patrullaban por la zona. Además de los efectivos, 13 vecinos resultaron heridos, todos ellos por fragmentos de vidrios rotos por la deflagración, que causó daños en una veintena de domicilios.

El general León añadió que otras dos bombas, aunque de baja intensidad, también explotaron anoche en sendos sectores residenciales del sur y el este de la capital vallecaucana, según informa la emisora local 'RCN'.

Cali afronta desde el pasado domingo una ola de ataques que ha dejado tres policías muertos en dos atentados distintos contra locales del organismo de seguridad. Aunque algunas autoridades no descartan que las acciones hayan sido cometidas por redes urbanas de la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), el alcalde de la ciudad, Apolinar Salcedo, dijo no disponer de informes para atribuirlas a este grupo armado.

Por su parte, el secretario de Gobierno de Cali, Miguel Yusti, anunció hoy la llegada de 350 nuevos policías que, junto con el Ejército, redoblarán la vigilancia para contrarrestar los atentados, que atribuyó a las milicias urbanas de las FARC, "empeñadas en crear caos, confusión y zozobra", informa la emisora 'Caracol Radio'.

Asimismo, afirmó que no darán el brazo a torcer y que la orden del alcalde es tomar las calles de la ciudad, para lo cual se ordenó el alquiler de lugares estratégicos para ubicar bases militares, en el marco del 'Plan Coraza' impulsado por el Gobierno central en su lucha para combatir a los grupos armados ilegales que pretenden hacer de Cali el epicentro de la violencia en el suroeste del país.