La ONU denuncia que más de 154.000 personas han sido afectadas por la crisis en la región de Catacumbo

Guerrilleros del ELN
REUTERS / STRINGER . - Archivo
Actualizado 05/05/2018 8:58:59 CET

MADRID, 5 May. (EUROPA PRESS) -

Más de 154.000 personas se vieron afectadas por el "paro armado" declarado por la guerrilla del Ejército Popular de Liberación (EPL) en la región colombiana de Catacumbo el pasado mes de abril, de acuerdo con un informe presentado este viernes por Naciones Unidas, en el que denuncian las restricciones a la movilidad y al acceso de servicios básicos en la región.

"En los 15 días de duración del paro armado impuesto por el EPL en la región del Catatumbo desde el 15 de abril, más de 154.000 personas pertenecientes a 11 municipios del Catatumbo sufrieron afectaciones humanitarias", señala el informe, redactado por la Oficina de Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA).

Según ha alertado Naciones Unidas, como consecuencia del "paro armado" impuesto por el EPL, más de 120.000 personas sufrieron restricciones graves en el acceso a servicios y bienes básicos, como medicinas, alimentos y medios de vida. Por otro lado, cerca de 4.000 indígenas Bari corrieron el riesgo de verse confinados por completo en la selva.

El EPL y la guerrilla Ejército de Liberación Nacional (ELN) mantienen desde comienzo de año un enfrentamiento armado con el objetivo de hacerse con el control de las rutas del narcotráfico y hectáreas de cultivos ilícitos en el Catatumbo, abandonadas por la ahora desmovilizada guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), tras la firma del acuerdo de paz en noviembre de 2016.

Con el paro armado, el EPL restringió de manera violenta el desplazamiento de vehículos por carreteras, la movilidad de las personas y el comercio en esa región colombiana, alegando que el motivo detrás no era otro que evitar que la población se viera afectada por los combates armados.

De acuerdo con OCHA, "la persistencia de los enfrentamientos entre los grupos armados en cercanía de los resguardos y presencia de minas antipersona, municiones sin explotar y artefactos explosivos improvisados" han ocasionado el desplazamiento masivo de aproximadamente 8.820 personas en la región,

Por otro lado, la economía campesina ha tenido pérdidas superiores a 4.432 toneladas de alimentos y más de 302.200 animales, afectando a cerca de 33.296 personas.

Desde el 2 de mayo, más de 12.000 niños, niñas y adolescentes continúan con restricciones de acceso a la educación, por la ocupación de los establecimientos educativos por la población desplazada.

Aproximadamente 8.820 personas (2.283 familias) se han desplazado en eventos masivos y concentrado en 34 Espacios de Protección Humanitaria, en los municipios de Hacarí, San Calixto, Tibú, Teorama, La Playa de Belén, Ábrego y Ocaña (Ver tabla). Se registra un número indeterminado de desplazamientos individuales.

Organizaciones y líderes sociales del Catatumbo han denunciado que desde el pasado 17 de marzo están en marcha unos enfrentamientos entre guerrilleros del ELN y del EPL que se han saldado al menos más de 20 muertos, mientras que la ONU ha alertado de que más de 17.000 personas están sufriendo las "consecuencias humanitarias" de los mismos.

La violencia en Colombia se ha disparado desde que las FARC, otrora la primera guerrilla del país, se desmovilizaron gracias al acuerdo de paz firmado en 2016 con el Gobierno de Juan Manuel Santos. Ahora los demás grupos armados rivalizan por el control de sus antiguos territorios y negocios