Colombia.- Un peligroso sicario colombiano se escapa de su vivienda en Medellín donde cumplía arresto domiciliario

Actualizado 09/03/2010 23:02:31 CET

BOGOTÁ, 9 Mar. (EUROPA PRESS) -

Daniel Alejandro Serna, alias 'Kener', jefe de un peligroso grupo de sicarios colombianos, escapó de su vivienda en la localidad de Medellín, departamento de Antioquia (norte), donde cumplía arresto domiciliario, informaron este viernes las autoridades colombianas.

El subdirector del Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario (Inpec), Carlos Barragán, informó de que 'Kener', miembro de la denominada 'Oficina de Enviagado', utilizaba un brazalete electrónico por ser considerado un "detenido peligroso".

Fuentes del Inpec indicaron a la prensa local que la noche del pasado domingo unos hombres que se identificaron como funcionarios de ese organismo lograron llevarse a Serna, alegando que se trataba de un traslado, sin ofrecer más explicaciones.

Serna fue trasladado a su residencia en Medellín en febrero de este año después de haber sido ingresado en un centro de salud de esa localidad donde cumplía "detención hospitalaria". Esta condición le fue revocada por orden de la Fiscalía 29, reemplazándola por el arresto domiciliario.

Ante esta situación, el Ministerio del Interior y de Justicia ha dejado claro que "siempre ha expresado la inconveniencia y el grave peligro que implicaba la detención domiciliaria" de 'Kener' en Medellín "por tratarse del lugar de mayor influencia de su actividad criminal y por considerar que la medida creaba un riesgo innecesario para garantizar la custodia del sindicado, hechos suficientemente conocidos por la Fiscal 29 Especializada de Medellín".

Serna, de 38 años, fue detenido en julio de 2008 acusado de los delitos de concierto para delinquir agravado y homicidio agravado, además de tener 13 requerimientos por parte de otras autoridades en la ciudades colombianas de Montería, Neiva y Bogotá.

El director de la Policía Nacional de Colombia, Óscar Naranjo, informó de que han iniciado las investigaciones y los operativos pertinentes para dar con el paradero de 'Kener'. "Estamos movilizando nuestra red de cooperantes e informantes para someterlo nuevamente a la ley", acotó a la prensa.

El Gobierno de Colombia ofrece una recompensa de 500 millones de pesos (368.000 euros) por información sobre el paradero de este jefe de sicarios. "No estamos enfrentando a criminales de poca monta, sino a delincuentes de altísima peligrosidad y es inexplicable que haya evadido la acción de la justicia", añadió Naranjo.

El jefe policial consideró que "es necesario que se haga una depuración individual de responsabilidades penales, que realmente sancionen a quienes permitieron esta fuga, ya que este tipo de beneficio no está concebido para personas de alta peligrosidad".