Colombia.- Uribe insiste en ilegalizar el consumo de droga en Colombia para combatir el narcotráfico

Actualizado 02/06/2010 20:42:58 CET

BOGOTÁ, 2 Jun. (EUROPA PRESS) -

El presidente colombiano, Álvaro Uribe, apostó este miércoles nuevamente por ilegalizar el consumo de drogas en ese país como una de las vías para poder acabar con el narcotráfico, pues considera que la "permisividad" contribuye al fortalecimiento de los cárteles y de las bandas delictivas.

"Es muy difícil combatir el narcotráfico cuando hay permisividad con el consumo, como la hubo en Colombia durante tantos años", afirmó Uribe en declaraciones a la emisora local Radio Manizales.

En este contexto, Uribe aplaudió la aprobación en primer debate del proyecto de Ley de prohibición de porte y consumo de droga, en la Comisión Primera del Senado, que fue presentado por el Gobierno el pasado 20 de abril.

El Gobierno de Uribe ha insistido durante varios años en poner fin a la normativa que en el año 1994 despenalizó el consumo y tenencia de hasta 20 gramos de marihuana, uno de cocaína y cinco de hachís, basada en el respeto al derecho del libre desarrollo de la personalidad que consagra la Constitución en vigor desde 1991.

"Yo no entiendo cómo Colombia tuvo durante 14, 15 años legalizado el consumo de drogas. Este Gobierno durante todos los ocho años luchó por ilegalizarlo", dijo el mandatario que entregará el poder el próximo 7 de agosto al candidato que resulte electo en la segunda vuelta del próximo 20 de junio.

Lo que Uribe ha buscado es crear un marco legal que imponga sanciones penales a los consumidores y portadores de cocaína, hachís y marihuana, para lo cual se han presentado varios proyectos en las dos cámaras del parlamento que no contaron con el apoyo suficiente.

El mandatario colombiano dijo recientemente que hace unos años en Colombia habían unas 400.000 hectáreas de cultivo de coca, producto de un crecimiento impulsado por el mercado interno. Según indicó, actualmente hay unas 68.000 hectáreas cultivadas y unos 370.000 adictos que representan el 0,86 por ciento de la población de ese país.

Para leer más