Los colombianos toleran cada vez menos la violencia contra la mujer

Actualizado 06/03/2015 17:05:20 CET
COLOMBIANOS
Foto: CREATIVE COMMONS

BOGOTÁ, 6 Mar. (Notimérica) -

   Este domingo se celebra el Día Internacional de la Mujer, por eso, el Gobierno de Colombia ha presentado los resultados de un estudio realizado entre 2009 y 2014, que revela que la tolerancia de los colombianos frente a la violencia contra la mujer ha disminuido. Sin embargo, es necesario redoblar los esfuerzos para erradicar definitivamente esta lacra social en el país.

   El segundo 'Estudio de Tolerancia Social e Institucional frente a las Violencias hacia las Mujeres' ha revelado que en los últimos cinco años se han registrado cambios importantes respecto a la tolerancia del conjunto de la sociedad en lo que se refiere a la violencia de género.

   La encuesta ha sido realizada por la Consejería Presidencial para la Equidad de la Mujer, con ayuda de ONU Mujeres y la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID). Entre los encuestados han participado funcionarios públicos, mujeres víctimas de la violencia y ciudadanos.

   Una de las primeras conclusiones es que se empieza a producir un cambio en la mentalidad de los funcionarios públicos encargados de atender los diferentes tipos de violencia contra las mujeres. Pese a los avances, todavía siguen arraigados los prejuicios frente a los derechos de las mujeres y, aun más, por funcionarios encargados de atender a las víctimas, lo que incide en la 'revictimización' de las mujeres.

   "En los últimos años en el país se han realizado grandes esfuerzos para adelantar políticas y acciones que garanticen a las mujeres el goce efectivo de sus derechos, en especial el de una vida libre de violencia", según ha afirmado la consejera presidencial para la equidad de la mujer, Martha Ordóñez y ha publicado la agencia de noticias colombiana Colprensa.

   Sin embargo, Ordóñez ha añadido que se requiere un esfuerzo, no solo por parte del Estado sino de todo el conjunto de la sociedad colombiana, "para realizar las transformaciones culturales que permitan erradicar los imaginarios, prácticas y creencias que ayudan a perpetuar y fomentar la discriminación y las violencias contras las mujeres".

ASPECTOS POSITIVOS DE LA ENCUESTA

   La encuesta ha revelado que el número de personas que pensaba que "cuando los hombres están bravos es mejor no molestarlos", disminuyó del 76 al 66 por ciento. El número de personas que consideraba que "las mujeres que siguen con sus parejas después de ser golpeadas es porque les gusta", se redujo del 49 al 45 por ciento.

   Mientras que en 2009, un 59 por ciento pensaba que "las mujeres que se visten de manera provocativa se exponen a que las violen", en el 2014 esta cifra bajó a un 37 por ciento. También descendió la creencia de que "una  buena esposa debe obedecer a su esposo aunque no esté de acuerdo", que cayó del 31 al 19 por ciento.

   En lo que se refiere a los funcionarios públicos, en el 2009 el 15 por ciento pensaba que "lo que pasa en el espacio privado no es responsabilidad de las instituciones", porcentaje que bajó al 10 por ciento en el 2014. Un 46 por ciento de los funcionarios pensaba en 2009 que "hay casos de violencia de pareja en los que pareciera que a la mujer le gusta que le peguen", índice que se redujo al 33 por ciento en el 2014.

LAS LACRAS QUE SE ARRASTRAN

   Todavía el 6 por ciento de los funcionarios está totalmente de acuerdo con que "una mujer debe aguantar la violencia del marido para mantener unida a su familia" y un 23 por ciento cree que "las mujeres que siguen con sus parejas después de ser golpeadas es porque les gusta".

   Un 21 por ciento afirma que "las mujeres que se visten de manera provocativa se exponen a que las violen" y un 11 por ciento de los funcionarios piensa que "si una mujer no opone resistencia, no se puede decir que fue una violación".

   En lo que se refiere a los ciudadanos, un 18 por ciento afirma que "los hombres de verdad son capaces de controlar a sus mujeres", un 24 por ciento piensa que "las mujeres que se meten con hombres violentos no se deben quejar de que las golpeen" y un 26 por ciento considera que "es normal que los hombres no dejen salir sola a su pareja".

Para leer más