Condenan a prisión a dos exsecretarios de Transporte argentinos por la tragedia de Once

Actualizado 30/12/2015 16:25:47 CET
Estación de Once
REUTERS

   BUENOS AIRES, 29 Dic. (Notimérica) -

   La Justicia argentina ha condenado este martes a los ex secretarios de Transporte Juan Pablo Schiavi y Ricardo Jaime a 8 y 6 años de prisión respectivamente por administración fraudulenta en la tragedia ferroviaria de Once que en febrero de 2012 causó la muerte de 52 personas y dejó heridas a 789.

   El Tribunal Oral en lo Criminal Federal N° 2 ha sentenciado también a 9 años de prisión por administración fraudulenta y estrago culposo --grave daño causado por una negligencia-- a Sergio Claudio Cirigliano, uno de los dueños de la compañía responsable, TBA, según el portal Infojus.

   Por otra parte, el maquinista ha sido condenado a 3 años y 6 meses de prisión por estrago culposo y ha sido inhabilitado para volver a manejar trenes. "Hice todo lo posible por frenar el tren. Yo no tengo la culpa de que no frenara", había dicho días atrás en un intento por disculparse con los familiares.

   También han recibido condenas de entre tres y 8 años de prisión empleados de alto rango de TBA. La lista de absueltos, por su parte, incluye a los ex titulares de la Comisión Nacional de Regulación del Transporte (CNRT) Pedro Ochoa Romero y Antonio Sícaro, así como al otro dueño de TBA, Mario Cirigliano.

   Además, el tribunal ha pedido investigar al ex ministro de Planificación Federal, Julio De Vido, que entre 2003 y 2012 ejerció su cargo.

La lista de acusados que llegaron a juicio era de 29 pero, en mayo de este año, falleció uno de ellos, el ex subsecretario de Transporte Ferroviario, Guillermo Antonio Luna.

Los fundamentos del juicio que ha acaparado la atención en Argentina durante sus 21 meses de duración se conocerán el año que viene, según ha indicado el tribunal.

LA TRAGEDIA

   El 22 de febrero de 2012, un tren que entraba en la estación porteña de Once y que transportaba a más de 1.200 pasajeros no frenó y chocó contra el paragolpes del andén, provocando la muerte de 52 personas y dejando 789 heridos.

   Desde entonces, los familiares han pedido a las autoridades argentinas que se haga justicia y que todos los responsables directos o indirectos vayan presos.