Publicado 17/02/2016 15:46CET

¿En qué consiste el escándalo sexual de la 'comunidad del anillo' en la Policía colombiana?

Sombra de Policías
GETTY

   BOGOTÁ, 17 Feb. (Notimérica) -

   El Gobierno ha aceptado la renuncia del general de la Policía, Rodolfo Palomino, después de que la Procuraduría General de Colombia abriera este martes una investigación formal en su contra por "la puesta en marcha" de "una red de prostitución masculina".

   La renuncia del director de la Policía tiene lugar sólo unas horas después de que el propio Palomino negara que fuese a abandonar su cargo porque, según había asegurado, él mismo había impulsado estas investigaciones que demostrarían que las acusaciones eran "falsas".

   La Procuraduría ha iniciado investigaciones en su contra por tres motivos: la creación de una supuesta red de prostitución masculina denominada la 'comunidad del anillo', presunto incremento patrimonial injustificado y supuestas interceptaciones a periodistas.

   No es el primer cargo público que dimite a causa de esta supuesta red de prostitución masculina. El viceministro de Interior de Colombia, Carlos Ferro, presentó su dimisión este martes después de que saliera a la luz un vídeo que le vincularía con la 'comunidad del anillo'.

   La Procuraduría General de Colombia anunció este martes que tenía un vídeo que demostraba la existencia de esta red, que involucraría a miembros del Congreso y a un exsenador de la República "quien actualmente se desempeña en un alto cargo del Gobierno Nacional", informó el diario colombiano 'El Espectador'.

   El vídeo, que ha sido publicado por la emisora de Colombia La FM, revela una supuesta conversación entre Ferro y el capitán Anyelo Palacios --uno de los que ha denunciado la existencia de la red-- en la que ambos se refieren a sus preferencias sexuales y se invitan mutuamente a practicarlas.

LA 'COMUNIDAD DEL ANILLO'

   La prensa colombiana se hizo eco hace algunos meses de la supuesta existencia de una red de prostitución homosexual de policías, que funcionaría desde 2006 en la Escuela General de Santander, en Bogotá, con el coronel Jerson Jair Castellanos como máximo proxeneta, de acuerdo con 'El Espectador'.

   Según testimonios de al menos diez oficiales que fueron analizados por la Fiscalía, altos cargos pedían a cadetes y alféreces que tuvieran relaciones íntimas a cambio de favores, regalos, ascensos o directamente de sumas de dinero de podían alcanzar millones de pesos.

   "Me decía que le ayudara con otros compañeros míos como Cifuentes Lozano John, por el que ofreció cuatro millones de pesos para que tuviera relaciones sexuales", declaró uno de los testigos, según Noticias Uno.

   Sin embargo, la trama se complicó a raíz de la muerte en extrañas circunstancias de la cadete Lina Maritza Zapata, cuyo cuerpo fue encontrado el 25 de enero de 2008. La madre de la oficial decía no haber obtenido una respuesta convincente por parte de los mandos de la Escuela, que aseguraban que su hija se había suicidado con su arma de dotación, por lo que se decidió a hablar con los compañeros de su hija.

   Fue en medio de esas conversaciones cuando se percató de la existencia de la 'comunidad del anillo'. Según la madre de la cadete, Adiela Gómez, su hija perdió la vida después de descubrir la forma en la que operaba esta red.

   La joven cadete se habría enterado de la 'comunidad del anillo' por un compañero cercano al que le ofrecieron dinero por tener relaciones sexuales con el coronel Jerson Jair Castellanos.

   La Fiscalía General de la Nación cerró la investigación en marzo de 2011, no obstante los mismos investigadores de su muerte certificaron que hubo alteración de la escena del crimen.

   Este proceso se reabrió en 2014 a causa de una declaración grabada del capitán Edwin Orjuela, en la que este aseguró que vio a un coronel prendiéndole fuego al uniforme y a las prendas íntimas de la cadete después de que fuera encontrado su cuerpo sin vida.

LAS INVESTIGACIONES

   Los hechos que investiga la Procuraduría "podrían encuadrar en diversos delitos como proxenetismo, inducción a la prostitución y trata de personas de miembros de la Policía Nacional".

   "Este 'modus operandi' habría tenido lugar presuntamente con la ayuda y complicidad de oficiales de la Policía Nacional, incluso del director general" y en estos hechos "habría participado un senador que actualmente se desempeña en un alto cargo del Gobierno", según indicó la propia Procuraduría.