La Coordinadora de ONG insta a no hacer un "uso político" de la posible ayuda a los venezolanos

Publicado 12/02/2019 12:11:45CET
REUTERS / LUISA GONZALEZ

   MADRID, 12 Feb. (EUROPA PRESS) -

   La Coordinadora de ONG para el Desarrollo y el Instituto de Estudios sobre Conflictos y Acción Humanitaria (IECAH) han defendido la "imparcialidad, independencia y neutralidad" de la ayuda humanitaria para Venezuela, de tal forma que no se pueda hacer un "uso político" de una iniciativa destinada a aliviar el sufrimiento de la población.

   "Toda la acción humanitaria debe ir guiada por un mandato de humanidad; debe garantizar los principios humanitarios de imparcialidad, independencia y neutralidad", han señalado la Coordinadora y el IEACH, que han advertido de "los riesgos que el uso político de la ayuda puede suponer para la población que la recibe".

   La ayuda humanitaria, han añadido, "no debe ser instrumentalizada para otros fines que no sean la protección de la vida, el alivio del sufrimiento y la garantía de los Derechos Humanos", conforme a los principios establecidos por Naciones Unidas y otros textos internacionales.

   En este sentido, han subrayado que debe ser una contribución a la paz, sin causar perjuicio alguno (...) y ha de mantener su carácter civil --no militar-- siempre", con el objetivo último de contribuir a la estabilidad y la paz, en este caso en Venezuela.

   La Coordinadora y el IEACH también han recordado que la ONU establece que los Estados "no deben condicionar" el trabajo del personal humanitario y han avisado de que esta labor va más allá de "la entrega de paquetes de ayuda", toda vez que debe implicar un "diagnóstico detallado de la situación" para analizar por ejemplo situaciones de vulnerabilidad o favorecer la rendición de cuentas.

   "La profesionalidad de quienes realizan la ayuda debe estar contrastada y garantizada. La ayuda humanitaria no debe ser instrumentalizada ni mediatizada", han apostillado en su nota.

   El Gobierno de Nicolás Maduro ha impedido la entrada de la ayuda humanitaria enviada por los gobiernos aliados del opositor Juan Guaidó, al que varios países de la región reconocen como el presidente legítimo de Venezuela. Ya se han instalado varios centros de acopio en las fronteras con Brasil y Colombia.

Para leer más