Publicado 25/08/2020 5:12:40 +02:00CET

Coronavirus.- Bolsonaro dice que los periodistas "de culo gordo" tienen pocas probabilidades de sobrevivir al virus

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro.
El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro. - LU XIAO¡TAWOLA / XINHUA NEWS / CONTACTOPHOTO

MADRID, 25 Ago. (EUROPA PRESS) -

El día que Brasil ha superado las 115.000 muertes a causa del nuevo coronavirus, el presidente, Jair Bolsonaro, ha encabezado en el Palacio de Planalto un acto llamado 'Ganando al COVID-19', en el que ha vuelto a atacar a la prensa, asegurando que los periodistas "de culo gordo" que se burlan de él tienen pocas probabilidades de sobrevivir al virus.

Bolsonaro ha pasado por alto a las víctimas del coronavirus en Brasil durante este acto, lo más cerca que ha estado de hacer mención a ellas ha sido cuando ha recordado que el mismo contrajo la enfermedad, en el que se han promovido las supuestas bondades de la cloroquina para tratar la enfermedad.

Un día después de que Bolsonaro amenazara con partirle la cara a un periodista del periódico 'O Globo' tras preguntarle por el origen de unas transferencias bancarias a su mujer por parte de un antiguo asesor de su hijo Flavio, que está siendo investigado por corrupción, su última salida de tono ha tenido lugar cuando se le ha cuestionado acerca de la repercusión que tuvieron aquellas palabras al inicio de la pandemia en las que aseguraba que el no podría contraer la enfermedad debido a su "físico de atleta".

"La gente de la prensa se burla, pero cuando le pille (el coronavirus) a alguno de sus culos gordos, las posibilidades de sobrevivir es menor", ha dicho Bolsonaro, quien ha insistido en que "los periodistas sólo saben hacer maldades", a excepciones de algunos, ha matizado después.

El presidente brasileño ha vuelto a defender el uso de la cloroquina ante un grupo de médicos partidarios de su aplicación, y ha asegurado que si este fármaco no hubiera sido "politizado", muchas más vidas se podrían haber salvado.

La defensa de la cloroquina por parte de Bolsonaro ha provocado varias disputas dentro de su Gobierno desde que comenzó la crisis sanitaria, así, sus últimos dos ministros de Salud, Luiz Henrique Mandetta y Nelson Teich, decidieron dejar su cargo después de comprobar que las diferencias que mantenían con el presidente brasileño en esta cuestión, y en otras relacionadas con la gestión de la pandemia, eran insalvables.

Mientras tanto, Brasil ha registrado este lunes 115.309 fallecidos, tras sumar los últimos 565 de los que se ha tenido constancia. El número de casos acumulados es ya de 3.622.861 al sumar los 17.078 del último día.

El número de personas que han logrado superar la enfermedad es 2.778.709, mientras que 728.843 pacientes siguen bajo supervisión médica.