Publicado 30/12/2020 04:55CET

Coronavirus.- Brasil prevé vacunar contra la COVID-19, "en el mejor de los casos", desde mediados de enero de 2021

Una persona desinfecta una favela en Río de Janeiro.
Una persona desinfecta una favela en Río de Janeiro. - Ellan Lustosa/ZUMA Wire/dpa - Archivo

MADRID, 30 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Ministerio de Salud de Brasil ha anunciado este martes que, "en el mejor de los casos", el proceso de vacunación en el país comenzaría a mediados de enero de 2021 y ha insistido nuevamente en que sólo se adquirirán aquellas vacunas que cuenten con el aval de la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria (Anvisa).

"En el mejor de los casos, estaríamos iniciando la vacunación a partir del 20 de enero. A medio plazo, entre el 20 de enero y el 10 de febrero. Y ya más a largo plazo, a partir del 10 de febrero", ha explicado el secretario ejecutivo del Ministerio, Elcio Franco.

"Necesitamos que los fabricantes obtengan el registro de Anvisa, y que entreguen las dosis suficientes para ser distribuidas. (...) El Ministerio de Salud ha hecho su parte, hemos hecho el plan, estamos listos para este gran día, pero necesitamos que los laboratorios soliciten el registro", ha insistido Franco.

La palabras del secretario ejecutivo de la cartera de Salud se producen después de que la farmacéutica Pfizer explicara el lunes que Anvisa había solicitado una serie de "análisis específicos" que estaban ralentizando el proceso.

"Las condiciones de la agencia requieren análisis específicos para Brasil, lo que supone más tiempo de preparación", dijo la compañía a través de un comunicado del que se han hecho eco algunos medios brasileños.

"La autorización de uso de emergencia también pide detalles de la cantidad de dosis y el cronograma que será utilizado en el país, puntos que sólo pueden ser definidos una vez se elabore el contrato definitivo", alegó la empresa, la cual remarcó que "sí está interesada en vender a Brasil, pero el proceso es más lento".

Ese mismo día el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, se desmarcó de las críticas que aseguran que está presionando a Anvisa y puso en duda que las farmacéuticas quisieran vender sus vacunas al país, puesto que la agencia todavía no había recibido peticiones al respecto.

"Brasil tiene 210 millones de habitantes, un mercado enorme de consumidores de cualquier cosa. ¿Los laboratorios no tendrían que estar interesados? ¿Por qué, entonces, no presentan documentación en Anvisa? La gente dice que tengo que ir detrás de ellos. No, no. Quien quiera vender, que se presente", defendió Bolsonaro.

En ese sentido también han ido las declaraciones de Franco, quien ha asegurado esta martes que mientras Pfizer "no quiera someterse a las reglas de Anvisa, no puedo tomarla del brazo y llevarla hasta Anvisa para que entregue sus informes".

"No nos oponemos a ningún diálogo con Pfizer. No hemos creado ninguna dificultad, solo nos esforzamos en la seguridad para solicitar el registro para la autorización para su uso de emergencia", ha dicho.

Por otro lado, Anvisa ha anunciado que ha recibido un informe por parte de un laboratorio brasileño para comenzar con los estudios clínicos de la vacuna rusa Sputnik V, el paso previo antes de su posible registro en caso de que las pruebas resulten satisfactorias.

Hasta el momento, hay cuatro estudios clínicos de la vacuna en Brasil, la de AstraZeneca-Oxford, la de Coronavac, desarrollada por el Instituto Butantan de Sao Paulo en colaboración con la farmacéutica china Sinovac, y las estadounidenses de Pfizer y Johnson & Johnson.

Mientras tanto, el Ministerio de Salud ha confirmado este martes otros 58.718 positivos y 1.111 fallecidos más, lo que supone un total de 7.563.551 casos acumulados y 192.681 muertos a causa del coronavirus.

Contador