Publicado 27/05/2020 06:14CET

Coronavirus.- Brasil ronda los 400.000 casos y el Senado aprueba que el sistema público use camas de la red privada

Un trabajador del cementerio de Nuestra Señora Aparecida, en la ciudad de Manaos, escava una fosa para una víctima de la COVID-19.
Un trabajador del cementerio de Nuestra Señora Aparecida, en la ciudad de Manaos, escava una fosa para una víctima de la COVID-19. - Lucas Silva/dpa

MADRID, 27 May. (EUROPA PRESS) -

El Ministerio de Salud de Brasil ha informado este martes de que se han registrado un total de 391.222 contagios y 24.512 muertes a causa de la COVID-19, el día en el que el Senado ha aprobado por unanimidad un proyecto de ley por el cual el Sistema Único de Salud (SUS) podrá utilizar camas de la red sanitaria privada para los casos del nuevo coronavirus.

El proyecto ha sido presentado por el Partido de los Trabajadores y en él se estipula la obligatoriedad del sector privado de ceder sus camas a cambio de una "compensación justa", que decidirá el Ministerio de Salud o la Comisión Intergubernamental Bipartita (CIB).

El texto explica que las camas privadas de la UCI deberán ser aquellas que ya estaban destinadas para pacientes afectados por la COVID-19 y sólo estarán sujetos a la normativa aquellos hospitales con una ocupación inferior al 85 por ciento, ha explicado el diario 'Estadao'.

Por otro lado, y pese a que el estado de Sao Paulo sigue siendo el más afectado por la pandemia, 86.017 casos y 6.423 muertes, el alcalde de la ciudad, Bruno Covas, quien hace dos semanas consideró la posibilidad de un bloqueo total de la capital, evalúa ahora la posibilidad de comenzar la reapertura de algunos sectores comerciales, pese a no cumplir con las directrices impuestas por el Gobierno estatal.

A principios de mes, el gobernador del estado, Joao Doria, presentó tres condiciones al resto de autoridades locales para una eventual reapertura de algunos de sus sectores económicos y comerciales, como dos semanas con caídas en el número de casos, una tasa de aislamiento social por encima del 55 por ciento y una ocupación por debajo del 60 por ciento en camas de UCI.

Sin embargo, la capital no cumple estos tres requisitos, pero Covas confía en poder reabrir ya que los técnicos del Ayuntamiento cuentan con no tener escasez de camas ante la próxima llegada de unos 300 respiradores que en principio aliviarían la ocupación, y con los lechos de la red privada que todavía no han sido utilizados.

Epicentro de la pandemia en América Latina, Brasil, que registró sus dos primeros positivos en el mes de marzo en Sao Paulo, es el sexto país del mundo con más muertes y el segundo con más casos del nuevo coronavirus, sólo por detrás de Estados Unidos, con más de 1,6 millones de contagios y casi 99.000 fallecidos.