Publicado 09/08/2020 00:54CET

Coronavirus.- Brasil supera los tres millones de casos y las 100.000 muertes por la COVID-19

Una mujer transporta unos cubos con agua mientras unos voluntarios de los servicios de salud realizan labores de desinfección en una favela en el barrio de Botafogo, en Río de Janeiro.
Una mujer transporta unos cubos con agua mientras unos voluntarios de los servicios de salud realizan labores de desinfección en una favela en el barrio de Botafogo, en Río de Janeiro. - Fernando Souza/dpa

MADRID, 9 Ago. (EUROPA PRESS) -

El Ministerio de Salud de Brasil ha informado este sábado de que se han alcanzado los 3.012.412 casos acumulados por la COVID-19, mientras que la cifra de fallecidos por la enfermedad ha ascendido a los 100.477, después de que en el último día se hayan contabilizado 905 decesos más.

Brasil continúa siendo el segundo país más afectado por la pandemia a nivel global y su epicentro en América Latina, por delante de Perú y México, que rozan el medio millón de afectados.

En su último parte, las autoridades brasileñas han confirmado 49.970 nuevos casos y pese a las cifras, el ministro de Salud, Eduardo Pazuello, ha insistido en resaltar por encima de todo el número de recuperados de la enfermedad, que son ya 2.094.293.

"Brasil ocupa el primer lugar del mundo en pacientes recuperados", ha destacado Pazuello en un comunicado en el que también ha lamentado el nuevo número de víctimas, a la vez que ha agradecido la labor de los servicios médicos y de los profesionales de la salud.

"No se trata de números, hojas de cálculo, o estadísticas, sino de las vidas perdidas que afectan a las familias, a los amigos, y a su entorno", ha expresado.

El Ministerio de Salud también ha hecho un llamamiento a la población para que acuda a su centro de salud en cuanto comience a experimentar síntomas de la enfermedad, en contraposición al mensaje inicial lanzado desde el inicio de la pandemia hace cinco meses en el que pedía a los brasileños permanecer en casa.

Pazuello ha explicado que el cambio de estrategia se debe a que un primer momento permanecer aislado en casa "era la mejor manera" de tratar la enfermedad.

"La idea es que no se debe quedar uno en casa aislado, solo, enfermo, hasta sentir la falta de aire. Antes se hablaba de que era la mejor manera de tratar (la enfermedad), eran las orientaciones en aquel momento", ha explicado Pazuello durante un diálogo con el periódico brasileño 'Folha de Sao Paulo'.

Por su parte, el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, ha aprovechado sus redes sociales para destacar también los más de dos millones de personas recuperadas de la enfermedad.

"Todas las vidas importan", ha destacado Bolsonaro, "las que se van y las que se quedan. Lamentamos las muertes por la COVID-19, así como por otras enfermedades", ha matizado.

"Nuestras oraciones y nuestros esfuerzo tienen la fuerza de un Gobierno que lo da todo por salvar vidas", ha remarcado en su cuenta de Twitter el mandatario de extrema derecha.