Publicado 29/01/2021 16:56CET

Coronavirus.- Chile incrementa ligeramente sus nuevos casos de COVID-19 y registra 4.600 más

Una calle comercial de Chile vacía por la pandemia.
Una calle comercial de Chile vacía por la pandemia. - Camilo Alfaro/Agencia Uno/dpa

MADRID, 29 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Ministerio de Salud de Chile ha notificado este viernes 4.602 nuevos contagios de COVID-19, frente a los 4.260 registrados durante la jornada anterior, por lo que el país ha alcanzado las 718.749 personas contagiadas de la enfermedad.

En cuanto a los fallecimientos a causa de la COVID-19, las autoridades sanitarias chilenas han constatado 83 decesos adicionales, una cifra inferior a los confirmados el jueves, 134. En total, las víctimas mortales debido a la enfermedad, causada por el nuevo coronavirus, asciende a 18.257 en suelo chileno.

Por su parte, según los datos difundidos por el Ministerio de Salud de Chile, 1.394 personas permanecen hospitalizadas con COVID-19 en el país latinoamericano. De ellas, 1.202 requieren respiración mecánica, mientras que 90 se encuentran en estado crítico. Por el contrario, 673.582 personas han logrado recuperarse de la enfermedad, aunque 26.535 casos permanecen aún activos.

Asimismo, las autoridades sanitarias chilenas han trasladado que 56.764 personas han recibido la primera dosis de la vacuna contra la COVID-19, mientras que 10.347 han sido ya inoculados con la segunda.

Durante la jornada, los ministros de Interior y de la Secretaría General de Gobierno, Rodrigo Delgado y Jaime Bellolio, respectivamente, se han referido al aumento de las fiestas clandestinas que Chile ha experimentado durante los últimos días, antes de pedir a la población "conciencia".

"Es absolutamente imposible tener a un fiscalizador en cada uno de los hogares del país", ha aseverado Bellolio, que ha tildado de "indolentes, egoístas, que sólo piensan en sí (mismos)" a los que llevan a cabo este tipo de encuentros.

"No piensan en la comunidad y en aquellos que literalmente pueden enfermar gravemente, significan un grave problema para la salud pública", ha afeado, según ha informado el diario 'La Tercera'.

"Una vida no vale una fiesta, no vale una junta, estamos luego casi de 11 meses de pandemia, que ha cobrado la vida de miles de personas, que ha significado para millones de chilenos muchísimo dolor", ha lamentado.

Así, ha advertido de que "a todas aquellas personas que están haciendo este tipo de fiestas" se les va a fiscalizar. "Tienen que someterse a las medidas administrativas y penales", ha remachado.