Publicado 03/06/2020 10:44CET

Coronavirus.- El confinamiento provoca un "alarmante" aumento de la violencia contra niñas en América Latina, según Plan

Una adolescente con mascarilla en República Dominicana
Una adolescente con mascarilla en República Dominicana - PLAN INTERNATIONAL

MADRID, 3 Jun. (EUROPA PRESS) -

La violencia contra niñas y adolescentes ha aumentado en América Latina de forma "alarmante" durante el confinamiento y, según la ONG Plan Internacional, "amenaza con convertirse en una catástrofe" en una de las regiones con mayor tasa de violencia machista de todo el mundo.

La organización ha advertido de que, aunque los encierros masivos son "vitales" para contener la pandemia de coronavirus, para muchas niñas y adolescentes ha supuesto un mayor riesgo de violencia y quedarse lejos de sus potenciales redes de protección, incluida la escuela.

En Colombia, desde el inicio de la cuarentena a finales de marzo se han denunciado más de 2.300 casos de violencia sexual por parte de niñas menores de 14 años, mientras que las llamadas a las líneas de ayuda para víctimas de violencia de género han aumentado un 142 por ciento.

También han subido las llamadas en México, en concreto un 60 por ciento, y en el caso de República Dominicana, el servicio de violencia del Ministerio de Asuntos de la Mujer recibió 619 llamadas durante los primeros 25 días de cuarentena.

Samya, ecuatoriana de 21 años, ve "triste y doloroso" este tipo de noticia sobre "una enfermedad más dañina que este virus". La situación sería peor en ciertas zonas, ya que cuenta que "en las comunidades más remotas no hay cobertura o las niñas no tienen acceso a teléfonos para buscar ayuda".

En la misma línea, Bathsheba, una adolescente peruana de 15 años, advierte de que "hay muchas chicas que están siendo abusadas física y psicológicamente, pero esta información no está saliendo a la luz". "Sólo hablan de la COVID-19, pero no hablan de los casos de violencia", lamenta.

La directora regional de Plan International para América Latina y el Caribe, Débora Cobar, ha instado a los gobiernos a adaptar sus respuestas a la pandemia para que las líneas de ayuda y los espacios seguros "sigan siendo accesibles, incluso mediante formas de atención a distancia".

Plan también ha reclamado esta misma accesibilidad para los trabajos de salud sexual y reproductiva, ya que la ONU estima que unos 18 millones de mujeres perderán el acceso a métodos anticonceptivos en América Latina y el Caribe durante la pandemia. La ONG teme por los efectos sobre los adolescentes y avisa de un posible aumento de embarazos precoces.

La directora general de Plan International en España, Concha López, ha considerado "imprescindible" que "los gobiernos reconozcan que, ahora más que nunca, se debe dar prioridad a los esfuerzos para proteger a las niñas y las adolescentes de la violencia, las agresiones sexuales o los embarazos adolescentes".