Publicado 28/05/2020 14:50CET

Coronavirus.- Ecuador flexibiliza las normas de la desescalada tras una disminución de los contagios y las muertes

Tareas de desinfección por el coronavirus en Guayaquil
Tareas de desinfección por el coronavirus en Guayaquil - GETTY IMAGES / GETTY IMAGES

MADRID, 28 May. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Ecuador ha anunciado una flexibilización de las normas de la desescalada para el mes de junio que implican un toque de queda más reducido y más actividades permitidas tras registrar una disminución tanto en el número de contagios como de muertes.

La ministra de Gobierno, María Paula Romo, compareció el miércoles para anunciar que ante lo que el Ejecutivo considera una mejora de las condiciones se ha decidido cambiar las normas del semáforo que ha regido durante el mes de mayo para regular la desescalada.

Romo explicó que este paso se debe a que la mayor parte de la población lleva 77 días confinada, "un plazo suficiente para mover un poco las reglas", y a que se empieza a observar una disminución en los contagios y las muertes por coronavirus, así como "un mejor control de los casos".

También citó como razón de peso la deriva económica, puesto que se ha producido "un desbordamiento del comercio informal", frente a lo cual el Gobierno de Lenín Moreno quiere "fortalecer el comercio formal para evitar el desempleo y mantener el orden".

Así, en el color rojo del semáforo, el que contempla mayores restricciones, el toque de queda estará vigente entre las 18.00 y las 5.00 (hora local) y se amplía el horario para realizar actividades esenciales.

En el color amarillo, el toque de queda regirá entre las 21.00 y las 5.00 y el transporte urbano podrá funcionar al 50 por ciento de su capacidad, habilitándose también el transporte entre parroquias y cantones que estén en la misma fase.

"En amarillo los restaurantes y cafeterías, los lugares de comida, podrán atender al 30 por ciento de su capacidad", destacó la titular de Interior, según informa el diario ecuatoriano 'El Telégrafo'.

Además, en empresas e industrias se "puede regresar a trabajar con las restricciones de la cantidad de empleados, privilegiando los turnos alternados, evitando las aglomeraciones".

Ya en el color verde, el toque de queda estará en vigor entre la medianoche y las 5.00, siendo el único cambio significativo respecto a la fase anterior.

Romo también anunció cambios en la conexión aérea, indicando que a partir del 1 de junio las frecuencias de vuelos nacionales e internacionales se reactivarán a un máximo del 30 por ciento, aunque durante la primera quincena se podrán suspender las rutas con origen o destino en países con cifras de contagio altas, como Brasil.

La ministra señaló dos excepciones en la reanudación de los vuelos, una para Guayaquil, donde se reactivarán el 15 de junio, no el 1, y otra para Galápagos, donde permanecerán suspendidos para salvaguardar su frágil ecosistema.

Quito, que tras el foco de Guayaquil se convirtió en el epicentro de la pandemia en Ecuador, ha solicitado ya pasar del color rojo al amarillo. La nación andina regustra ya 38.103 casos de coronavirus, incluidas 3.275 víctimas mortales.