Publicado 18/06/2020 19:17CET

Coronavirus.- El Gobierno de Chile, preocupado por la movilidad en Santiago ante los más de 225.000 casos en el país

Imagen de una calle de Santiago de Chile durante la pandemia de coronavirus
Imagen de una calle de Santiago de Chile durante la pandemia de coronavirus - FRANCISCO CASTILLO / AGENCIA UNO

MADRID, 18 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Chile ha expresado este jueves su preocupación por el aumento de la movilidad en Santiago ante el creciente número de casos de coronavirus en el país, que superan ya los 225.000.

El ministro de Salud, Enrique Paris, ha explicado en la rueda de prensa diaria que el Gobierno se ha dado cuenta de que "no solamente basta con el aislamiento" porque "a medida que aumenta la movilidad de las personas esas mismas personas son capaces de transmitir" el virus.

En concreto, la ministra de Transportes y Telecomunicaciones, Gloria Hutt, ha expresado su preocupación por la reactivación de la movilidad en la capital chilena, por lo que ha pedido a los usuarios de transporte público que extremen las precauciones.

"Lo que nosotros queremos volver a generar esta conciencia de respetar las cuarentenas. La tendencia es que la cuarentena en el tiempo se vaya relajando y eso implica un mayor riesgo para las personas", ha indicado.

En la misma línea, Paris ha hecho un llamamiento "a la voluntad de las personas, a la razón, para que contribuyan en este punto". "Disminuir la movilidad es fundamental para disminuir la diseminación del virus", ha recalcado.

El Ministerio de Paris ha informado este jueves de que en las últimas 24 horas se han registrado 4.475 nuevos casos y 226 nuevos fallecidos, para un total de 225.103 y 3.841, respectivamente.

La subsecretaria de Salud Pública, Paula Daza, ha precisado que hay 34.821 casos activos, de los cuales 1.845 están en cuidados intensivos, entre ellos 399 en estado crítico, según recoge la prensa chilena.

El presidente, Sebastián Piñera, no quiso declarar una cuarentena nacional para mitigar el daño económico de la pandemia, pero sí ha ordenado cuarentenas por territorios, entre otras medidas preventivas, tales como la suspensión de las clases, la prohibición de actos masivos y el cierre de fronteras.