Publicado 28/12/2021 18:58CET

Coronavirus.- México no contempla vacunar contra la COVID-19 a niños menores de 15 años sin enfermedades subyacentes

Archivo - Una mujer mayor vacunada con una dosis de la farmacéutica CanSino en Nezahualcoyotl, México.
Archivo - Una mujer mayor vacunada con una dosis de la farmacéutica CanSino en Nezahualcoyotl, México. - Antonio Nava/Prensa Internaciona / DPA - Archivo

MADRID, 28 Dic. (EUROPA PRESS) -

El subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud de México, Hugo López-Gatell, ha indicado este martes que las autoridades mexicanas no contemplan vacunar contra la COVID-19 a niños menores de 15 años sin enfermedades subyacentes.

"No consideramos vacunar a niños menores de 15 años, solo de 15 en adelante sin comorbilidad y de 12 a 17 con enfermedades que se complican con COVID-19", ha revelado en la rueda de prensa diaria del presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador.

En este sentido, ha señalado que los países que inmunizan a niños de menor edad es porque tienen "excedente" de vacunas, pero ha insistido en que esa decisión corresponde a cada Estado.

"Hay países que tienen excedentes de vacunas, que contrataron tres o cuatro veces su población, les sobran vacunas, también se acercan calendarios de expiración y les urge sacarlas, otros han tomado decisión de donarlas (...)", ha explicado.

López-Gatell ha enfatizado que la Organización Mundial de la Salud (OMS) no ha recomendado la vacunación en niños y, por el contrario, ha resaltado la necesidad de aumentar la cobertura en las naciones donde no ha habido acceso a las vacunas. En este contexto, ha explicado que la generación de nuevas variantes del SARS-CoV-2 se da en contextos de baja cobertura de vacunación.

"Se ha dicho que en vez de avanzar en terceras dosis, cuartas dosis, quintas dosis, o que inicie la vacunación a edades bajas, la OMS (...) ha pedido que se priorice la vacunación en países con baja cobertura", ha remachado.

Hasta el momento, más del 56 por ciento de la población mexicana cuenta con la pauta completa de vacunación contra la COVID-19, que ha dejado casi cuatro millones y cerca de 300.000 muertos en el país norteamericano.