Publicado 29/05/2020 05:01CET

Coronavirus.- México supera las 9.000 muertes y alcanza los 81.400 casos por la COVID-19

Una persona que dice estar afectado por la COVID-19 bloque uno de los accesos del Palacio Nacional a la espera de que la luz de su casa y de su negocio le sea repuesta.
Una persona que dice estar afectado por la COVID-19 bloque uno de los accesos del Palacio Nacional a la espera de que la luz de su casa y de su negocio le sea repuesta. - Isaías Hernández/NOTIMEX/dpa

MADRID, 29 May. (EUROPA PRESS) -

Las autoridades sanitarias han informado este jueves de que se han registrado en el país 9.044 muertes y diagnosticado 81.400 contagios de la COVID-19, desde que se registró el primer caso el 28 de febrero.

Ciudad de México, Estado de México, Baja California y Tabasco, continúan siendo las regiones con mayor número de casos positivos por el nuevo coronavirus.

El Ministerio de Salud ha explicado que Ciudad de México, Guerrero y el Estado de México son las partes del país con mayor ocupación hospitalaria, superando el 60 por ciento y en algunos casos rozando casi el 70.

En cuanto a la futura reapertura escalonada de la economía prevista para la semana que viene, la jefa de Gobierno de Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, ha explicado que aquellas empresas que pretendan retomar sus actividades deberán presentar ante el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y la Secretaría de Desarrollo Económico (SEDECO) su plan de reapertura en el que deberán estar establecidos ciertos requisitos, como los horarios de trabajo escalonados.

Por otro lado, este jueves un hombre, supuestamente enfermo de la COVID-19, ha obstaculizado durante trece horas una de las entradas del Palacio Nacional a la espera de que su situación sobre los impagos de electricidad en su casa y puesto de trabajo fuera resulta.

Alfredo Morales, de 28 años y residente de Ciudad Nezahualcoyotl, cuenta el diario 'El Universal', ha estado en todo momento vigilado por una ambulancia del Escuadrón de Rescate y Urgencias Médicas.

Después de trece horas ubicado en una de las entradas de la sede del Poder Ejecutivo, Morales ha decidido retirarse bajo ningún tipo de protocolo de seguridad, tan solo llevaba una mascarilla, asegurando que había logrado una reunión con la Secretaría de Gobernación para resolver su situación.