Publicado 24/04/2020 12:01CET

Coronavirus.- Miles de refugiados se suman a la respuesta al coronavirus en América Latina

Médico venezolano en una clínica de Ecuador
Médico venezolano en una clínica de Ecuador - ACNUR/JAIME GIMÉNEZ SÁNCHEZ DE LA BLANCA

MADRID, 24 Abr. (EUROPA PRESS) -

Los refugiados se han sumado en varios países de América Latina a la respuesta nacional organizada para contener la expansión del coronavirus, en el marco de unos esfuerzos que la ONU se ha comprometido a apoyar para sumar fuerzas en aras de la salud pública.

El Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (ACNUR) estima que "miles" de refugiados se han sumado ya a los operativos médicos de distintos países, mientras que "muchos más están listos para apoyarlos y devolver el favor a las comunidades que les acogen", en palabras de una portavoz de la agencia, Shabia Mantoo.

La organización está comprometida para apoyar esta integración, en la medida en que supone aprovechar las aptitudes de quienes se vieron obligados a abandonar su país en un momento determinado. Venezuela, de donde han salido casi 5 millones de migrantes y refugiados, sería el principal exponente del potencial desperdiciado, así como de la "solidaridad" regional.

Varíos países latinoamericanos han aprobado medidas especiales para facilitar la contratación de extranjeros, incluso en casos en que la convalidación de títulos aún está pendiente, ha destacado Mantoo en un comunicado.

Perú, por ejemplo, ha autorizado la contratación de personal médico acreditado de otros países, mientras que Argentina y Chile han abierto el abanico también a quienes tienen el título sin convalidar. En Cuba, los refugiados que han llegado al tercer curso de Medicina pueden unirse a la respuesta.

ACNUR colabora en México para la elaboración de un mecanismo que permita reconocer los estudios de refugiados y solicitantes de asilo, mientras que en Colombia, principal destino de los migrantes venezolanos, el Ministerio de Salud quiere incorporar a estos últimos a su sistema nacional.

"Si los programas nacionales lo permiten, nuestros equipos están conectando a médicos refugiados cualificados y con experiencia con hospitales y clínicas que necesitan personal adicional para hacer frente a esta crisis sanitaria", ha explicado la portavoz de la agencia.

ACNUR también ha llamado a incluir la atención de los refugiados dentro de los programas médicos implantados para hacer frente a la pandemia de coronavirus, ya que en el caso de este colectivo el Covid-19 se suma a una situación "que ya es desesperada".

La "inclusión", según Mantoo, "no solo a proteger los derechos de los refugiados, sino que también servirá para proteger la salud pública y contener la expansión global del Covid-19".