Publicado 26/12/2020 06:29CET

Coronavirus.- El Procurador de DDHH de Guatemala presenta un amparo contra Giammattei por la vacuna contra COVID-19

El presidente de Guatemala, Alejandro Giammattei.
El presidente de Guatemala, Alejandro Giammattei. - GOBIERNO DE GUATEMALA - Archivo

MADRID, 26 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Procurador de Derechos Humanos de Guatemala, Jordán Rodas, ha presentado un recurso ante el Tribunal Constitucional contra el presidente, Alejandro Giammattei, para que garantice la compra y llegada al país de la vacuna contra la COVID-19 para toda la población.

Rodas considera en el amparo presentado que ni Giammattei ni la ministra de Salud, Amelia Flores, han hecho lo suficiente para "adquirir, importar y suministrar" las vacunas contra el coronavirus, así como lo han hecho autoridades de otros países, como México y Costa Rica, que ya han iniciado su campaña de vacunación.

En este sentido, en Guatemala todavía no se ha confirmado una fecha de llegada de las primeras dosis, mientras que las autoridades de Salud han hecho una aproximación y calculan que podría ser durante el primer trimestre de 2021, según informa el diario local 'Prensa Libre'.

Por eso, pide que se le ordene a Giammattei que "efectúe gestiones necesarias para que tanto de forma pública como privada se adquieran y suministren las vacunas contra el coronavirus, indicándoles que para tales efectos el bien común relacionado con la salud debe ser el principal fin y por ende debe adquirir la vacuna y proporcionarla de forma inmediata".

Hasta el momento, la Administración de Giammattei ha hecho una aportación de 81,9 millones de quetzales (unos 8,63 millones de euros) al mecanismo internacional Covax, que ha garantizado un primer lote de inoculaciones al país centroamericano de 6,7 millones de dosis, destinadas a vacunar a 3,3 millones de personas en Guatemala.

Siguiendo la estrategia que han adoptado la mayoría de países del mundo que ya han iniciado la vacunación, el plan desarrollado por el Gobierno --que aún no tiene fecha de inicio-- contempla inocular en primera instancia al personal de salud, después a servidores públicos --policías, bomberos y maestros-- y posteriormente a los mayores de 60 años.

A diferencia de los otros países, el Ministerio de Salud guatemalteco permitirá que la vacuna esté disponible para la venta en hospitales y clínicas privadas, donde no se regulará su precio según las autoridades.

Hasta el momento, desde que estallara la crisis sanitaria provocada por el coronavirus, Guatemala ha registrado 135.080 positivos de la enfermedad, de los cuales 4.757 corresponden a pacientes que han perdido la vida a causa de la COVID-19.

Contador