Publicado 07/07/2020 14:36CET

Coronavirus.- Varios alcaldes de El Salvador lanzan un pulso al Gobierno con sus propias medidas frente a la COVID-19

El presidente de El Salvador, Nayib Bukele, durante la pandemia de coronavirus
El presidente de El Salvador, Nayib Bukele, durante la pandemia de coronavirus - TWITTER DE LA PRESIDENCIA DE EL SALVADOR - Archivo

MADRID, 7 Jul. (EUROPA PRESS) -

Varios alcaldes de algunas de las ciudades de El Salvador más afectadas por la pandemia de coronavirus han optado por adoptar sus propias medidas para frenar el aumento de contagios, en una medida que ya ha sido rechazada por el Gobierno y que el propio presidente, Nayib Bukele, ha tachado de electoralista.

Los alcaldes que han tomado la iniciativa son los de Soyapango, Ilopango, San Salvador, San José Villanueva y San Miguel, entre otros, quienes han optado por proceder a limitar la circulación, al cierre de mercados, de plazas y parques, así como multas a personas que no usen mascarillas y limitación a un máximo de 20 personas en una reunión en un lugar público o privado, además de optar por una búsqueda activa de posibles casos y contactos, según informa el diario 'La Prensa Gráfica'.

Estas medidas van en consonancia con la propuesta de una ley especial para la contención de la pandemia presentada el lunes por el partido opositor ARENA y que busca "regular la emergencia", según explicaron los diputados René Portillo Cuadra y Carlos Reyes.

Dicha propuesta contempla que los alcaldes deberán pedir la autorización a la Asamblea Legislativa para poder aplicar las medidas, una vez estas sean acordadas por un comité municipal de emergencia por la pandemia, que será creado para este fin. Para aquellas medidas que supongan una limitación de garantías constitucionales, será necesario 56 votos favorables, según Reyes, el líder de ARENA en la Asamblea.

El comité municipal de emergencia lo integrarían el alcalde, que sería su presidente, un representante de la Unidad de Salud del Ministerio de Salud, un representante de la Policía Nacional Civil, un representante del Instituto Salvadoreño del Seguro Social (si lo hay en el municipio) y un líder comunitario, designado a propuesta del alcalde.

RECHAZO DE BUKELE

El secretario jurídico de la Presidencia, Conan Castro, ya ha adelantado que el presiente vetará la iniciativa si sale adelante, mientras que el propio mandatario ha procedido a criticarla en su Twitter.

"De verdad, no entiendo cómo hay gente medianamente inteligente, apoyando este disparate. Ya esto es electoral señores. Electorero, mejor dicho", ha sostenido. "Pero no se vale jugar así con la salud y la vida de nuestro pueblo", ha denunciado el mandatario.

Por su parte, el ministro de Salud, Francisco Alabí, ha puesto en tela de juicio la efectividad de las medidas planteadas por los municipios para frenar los contagios. "Todo este tipo de situaciones no va a frenar, aunque las acciones puedan ayudar, la cantidad de casos que hoy por hoy tienen al sistema de salud saturado", sostuvo Alabí en una entrevista televisiva recogida por el diario 'El Mundo'.

El viernes, el alcalde de San Miguel, Miguel Pereira, anunció el cierre del mercado y pedirá a la Asamblea General el cierre de la localidad durante un periodo de siete días, pero mientras esto ocurre además de proceder a tareas de limpieza se ha pedido a los ciudadanos que no salgan de sus casas. En Ilopango, a partir de este jueves se multará a quienes no usen mascarilla, mientras que el alcalde de Soyapango ha indicado que pedirá a la Asamblea un régimen de excepción focalizado de diez días en la localidad.

El Salvador sumó este lunes otros 280 nuevos contagios, lo que sitúa el total por encima de los 8.300. Además se contabilizaron otros seis fallecidos, por lo que son ya 229 las víctimas mortales en el país centroamericano, mientras que los pacientes curados rozan ya los 5.000.