Corrupción e inseguridad, los dos grandes problemas que azotan a México

Militares mexicanos.
REUTERS - Archivo
Actualizado 03/03/2019 22:19:21 CET

   CIUDAD DE MÉXICO, 3 Mar. (Notimérica) -

   Desde su llegada al poder, el actual presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, siempre ha insistido en hablar de los dos principales problemas al país azteca: la corrupción y la inseguridad.

   Tras ganar las elecciones, durante su discurso inaugural el 1 de diciembre en el Congreso, López Obrador anunció que llevaría a cabo "una transformación pacífica y ordenada, pero al mismo tiempo profunda y radical, porque se acabará con la corrupción y con la impunidad que impiden el renacimiento de México".

   A tres meses de su proclamación, un informe sobre el Estado de Derecho en el mundo le da la razón al mandatario mexicano.

   De los 126 países evaluados por The World Justice Project en el Índice de Estado de Derecho 2019, México retrocedió dos posiciones respecto a 2018 y se situó en el puesto 99 de la lista, con un índice de 0,45, en donde 1 se traduce en el mayor respeto por el Estado de Derecho.

   En los ocho factores que evalúa el índice, el país tiene sus peores resultados en dos aspectos: ausencia de corrupción, y orden y seguridad.

   En el informe se puede observar que se evalúa la ausencia de corrupción en los Poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial, así como en dos instituciones de seguridad: policías y militares. En estas calificaciones, México obtiene peores resultados que el promedio nacional, con 0,32 en el Ejecutivo; 0,34 en el Judicial y en policías y militares; y un índice de 0,17 en el Legislativo.

   En 2017, el coste total como consecuencia de la corrupción en México en la realización de pagos, trámites o solicitudes de servicios públicos y otros contactos con autoridades fue de 7.218 millones de pesos (unos 374 millones de dólares), de acuerdo con la Encuesta Nacional de Calidad e Impacto Gubernamental (ENCIG).

ORDEN Y SEGURIDAD

   En lo relacionado al orden y seguridad, México obtuvo un índice de 0,44 en ausencia de crimen, mientras que en ausencia de conflicto civil, el país obtuvo 1,0, un número similar al promedio de la región.

   Aunque México no se encuentra sumergido en una guerra civil, cada año supera al anterior en el número de homicidios, en parte por la llamada "guerra contra el narcotráfico" que comenzó hace varios años. En 2018, México registró 33.341 homicidios dolosos y 861 feminicidios, la cifra de asesinatos más alta desde que comenzaron los registros en 1997.

Para leer más