La crítica situación de la favela Ciudad de Dios, denunciada en un impactante vídeo

Actualizado 23/11/2016 12:58:56 CET

   RÍO DE JANEIRO, 23 Nov. (Notimérica) -

   La situación en Ciudad de Dios, una de las favelas brasileñas más conocidas de Río de Janeiro, es cada vez más crítica. Así lo muestra un vídeo difundido por el medio 'Jacarepaguá Online' a través de la red social Facebook, en el cual se puede ver cómo la Policía Militar ha tomado las calles de dicha zona marginal, junto con altercados con armas de fuego.

   Después de que este sábado murieran cuatro militares brasileños al estrellarse un helicóptero de la Policía Militar cerca de Ciudad de Dios --por causas que aún se desconocen--, las autoridades del país aumentaron las operaciones de seguridad en el lugar, acciones que pueden observarse en el mencionado vídeo.

   La noche del incidente, con anterioridad al suceso, ya se había pedido a la población del oeste de Río --zona en la que está ubicada la mencionada favela-- no salir de sus casas debido a los tiroteos que se estaban produciendo en otros lugares marginales, como Alemao. Según 'O Globo', distintos grupos policiales se preparaban para entrar en Ciudad de Dios.

   Como consecuencia, tras la muerte de los cuatro militares, las autoridades anunciaron una operación encabezada por el Batallón de Operaciones Policiales Especiales (BOPE), durante la cual han sido detenidas tres personas e incautadas armas y drogas.

   Durante la jornada del domingo, vehículos militares bloquearon los accesos a la favela y revisaron los turismos que trataron entrar o salir de la misma.

   A este acontecimiento se suma el último anuncio de varios residentes de la favela, quienes aseguraron haber localizado este domingo los cuerpos de siete personas que habrían muerto durante una operación de las fuerzas de seguridad.

   Los cuerpos fueron colocados en una plaza de la localidad de Karate, donde los familiares denunciaron la operación militar.

Ciudad de Dios ha sido escenario de numerosas operaciones de seguridad en los últimos meses, y sus residentes han denunciado en numerosas ocasiones el exceso de fuerza empleado por los agentes durante las mismas.