Publicado 01/04/2015 20:14CET

Críticas a la Ley de libertad religiosa de Arkansas por intolerante

Demonstrators gather to protest a controversial religious freedom bill in Indian
NATHAN CHUTE / REUTERS

NUEVA YORK, 1 Abr. (Notimérica/EP) -

El gobernador de Arkansas, Asa Hutchinson, ha aprobado la ley de Restauración de la Libertad Religiosa (RFRA) que ha situado al estado en el centro de la polémica junto a Indiana, que recientemente ha aprobado otra ley similar.

La RFRA de Arkansas es una de las 24 introducidas en 15 estados este año que podrían permitir que alguien use sus creencias religiosas para discriminar.

Grupos por los Derechos Humanos consideran que sirve de pretexto para discriminar a personas por su orientación sexual sobre la base de la libertad religiosa.

Paradójicamente, empresarios de cualquier sector podrían decidir no ofrecer sus servicios aduciendo una suerte de objeción de conciencia, mientras que organizaciones civiles señalan que esta ley podría justificar decisiones intolerantes hacia minorías sociales a la hora de, por ejemplo, contratar a un trabajador.

Los gobernadores de Arkansas e Indiana han aducido que RFRA similares están vigentes en numerosos estados y que leyes equiparables fueron aprobadas por los líderes demócratas como Bill Clinton, durante su presidencia en 1993, o Barack Obama, como senador de Illinois en 1998.

No obstante, el diario 'The New York Times' apunta a que las legislaciones de Indiana y Arkansas "contienen lenguaje que aumenta el impacto potencial", ya que con esta norma se puede alegar contra personas físicas y jurídicas en juicios individuales.

Por su parte, organizaciones civiles advierten de que este tipo de normas son usadas en más ocasiones para permitir a grupos religiosos imponer su visión sobre otras personas, que para proteger a minorías religiosas.

La Unión Estadounidense por las Libertades Civiles (ACLU) señala que la RFRA es un pretexto para defender posturas discriminatorias y alerta del efecto negativo en la economía local.


"El gobernador de Arkansas debería prestar atención a los daños económicos y a la polémica que ha suscitado la RFRA en Indiana y detener que esta ley entre en vigor", ha declarado la directora de ACLU en Arkansas, Rita Sklar.

"La libertad religiosa es un valor fundamental, pero no debe utilizarse para justificar el daño o la discriminación en contra de otros", añadió.

La rápida expansión de los derechos de uniones civiles entre homosexuales le aporta un matiz a la normativa ya que los conservadores religiosos entienden que si el matrimonio gay debe existir, este no tendría por qué afectarles en su vida cotidiana.