Publicado 04/05/2021 13:58CET

El CSIC sitúa en el sureste de Estados Unidos el origen del patógeno que aniquila los cangrejos de río de todo el mundo

Imagen de un cangrejo rojo, Procamburus clarkii, originario del sur de EE.UU. /  Javier Diéguez-Uribeondo, RJB-CSIC
Imagen de un cangrejo rojo, Procamburus clarkii, originario del sur de EE.UU. / Javier Diéguez-Uribeondo, RJB-CSIC - JAVIER DIÉGUEZ-URIBEONDO, RJB-CSIC

   MADRID, 4 May. (EUROPA PRESS) -

   Investigadores del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) en el Real Jardín Botánico han situado en el sureste de Estados Unidos el nacimiento de Aphanomyces astaci, el patógeno que aniquila los cangrejos de río de todo el mundo.

   Así lo revela el estudio llevado a cabo por un equipo internacional de científicos y dirigido por los investigadores del CSIC en el Real Jardín Botánico, Laura Martín-Torrijos y Javier Diéguez-Uribeondo, junto a la USDA y la Universidad de Mississippi.

   El oomiceto Aphanomyces astaci es un patógeno infeccioso emergente que afecta a los cangrejos de río en todo el mundo. Allí donde se encuentra deja su mortal huella al ser responsable de una de las pandemias de vida silvestre "más graves jamás reportadas" y de estar entre las 100 peores especies exóticas invasoras de todo el planeta.

   Las suposiciones científicas de que Aphanomyces astaci se originó en América del Norte basadas en la observación de brotes de peste en cangrejo de ríos tras las introducciones de cangrejos de río de América del Norte, como el cangrejo rojo, Procambarus clarkii, y el cangrejo señal, Pacifastacus lenisuculus, y en la identificación del patógeno principalmente en las mismas especies en Norteamérica, adquieren ahora consistencia al comprobar que del sureste de Estados Unidos es el centro de diversidad de este patógeno.

   Así, el estudio revela que el patógeno esta presente en prácticamente toda las poblaciones estudiadas, y en al menos un 40 por ciento de los ejemplares analizados.

   El trabajo, publicado ahora en la revista Scientific reports, analizó casi 400 cangrejos de río de 30 localidades de cinco estados del sureste de Estados Unidos: Carolina del Sur, Kansas, Kentucky, Louisiana y Mississippi. De ese número de ejemplares, el patógeno fue aislado en cultivo puro de 132 cangrejos.

   "Las secuencias mitocondriales rnnS y rnnL indican que el patógeno A. astaci del sureste de los Estados Unidos exhibe la mayor diversidad genética descrita hasta ahora -8 haplotipos, de los 12 conocidos-", ha señalado Diéguez-Uribeondo.

   El experto ha añadido que sus hallazgos demuestran que este patógeno se originó en el sureste de los Estados Unidos, que es a su vez "el mayor centro de diversidad de especies de cangrejo de río". "Sin embargo, en contraste con las suposiciones anteriores, el patógeno no exhibió en esta región patrones claros de distribución geográfica o de especificidad por especie de cangrejo", ha precisado.

   Este oomiceto es un patógeno especializado en los cangrejos de río, un tercio de los cuales están amenazados de extinción a nivel mundial. El patógeno coexiste naturalmente con los cangrejos de río de América del Norte, pero puede colonizar de manera letal los cangrejos de río de otros países o continentes, "casi sin resistencia".

   Los investigadores advierten de que Aphanomyces astaci se ha extendido "rápidamente" por todo el mundo a través de traslocaciones de estos cangrejos de América del Norte crónicamente infectados por este patógeno. En los cangrejos de río que no son originarios de este continente, las infecciones por peste "generalmente causan la muerte en unos pocos días".

HONGOS Y PATÓGENOS SIMILARES QUE HAN CAUSADO VARIAS PANDEMIAS

   Durante las últimas décadas, los hongos y patógenos similares a éstos han causado varias pandemias en todo el mundo responsables de la disminución de las poblaciones de vida silvestre, incluso causando extinciones. Han tenido un impacto particularmente fuerte en los ecosistemas de agua dulce, causando una disminución global en la biodiversidad de agua dulce que es mucho mayor que la observada en los ecosistemas terrestres.

   Precisamente, el hongo Batrachochytrium dendrobatidis se originó en Asia y se extendió a nivel mundial debido al comercio de anfibios, causando disminuciones en más de 500 especies de anfibios durante el último medio siglo.

   Además, los patógenos similares a los hongos, como Saprolegnia diclina y Saprolegnia ferax (Oomycetes), también son responsables de extinciones masivas de anfibios y pueden propagarse por el comercio de pescado.

   Otro oomiceto patógeno, Aphanomyces invadans, causa el síndrome ulcerativo epizoótico (EUS), que afecta a más de 100 especies de peces en Asia, Australia, América del Norte y África.

Contador