Actualizado 19/03/2016 11:00 CET

¿Cuál es la situación de los Derechos Humanos en República Dominicana?

Haitians stand outside the Ministry of Interior and Police while waiting to regi
RICARDO ROJAS / REUTERS

   SANTO DOMINGO, 19 Mar. (Notimérica) -

   Las deportaciones a inmigrantes en su mayoría procedentes de Haití, la falta de protección de los Derechos Humanos por las autoridades en todo el país, una grave sobrepoblación en las cárceles o la violencia de género son algunos de los problemas de Derechos Humanos que vivió República Dominicana durante 2015.

   La organización internacional Human Rights Watch (HMR) en su 'Informe Mundial 2016' ha enumerado una serie de violaciones a Derechos Humanos en todo el globo, donde la región iberoamericana se ve gravemente afectada. En concreto en República Dominicana cabe destacar el trato dado a los inmigrantes haitianos y ciudadanos dominicanos de ascendencia haitiana.

   Expertos en Derechos Humanos de Naciones Unidas pidieron durante 2015 al Gobierno de República Dominicana la finalización de las deportaciones arbitrarias de inmigrantes haitianos y de dominicanos de padres nacidos en Haití.

   En junio entró en vigor una ley de inmigración que establecía que cualquier persona sin documentación debía registrarse para obtener el permiso de residencia en virtud de un programa de "regularización". Aquellos que no se registren, correrán el riesgo de ser expulsados del país.

   Asimismo, en noviembre de 2014, el Tribunal Constitucional avasalló la protección de los Derechos Humanos al declarar inconstitucional la decisión del gobierno en 1999 de someterse a la competencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos.

PRIVACIÓN ARBITRARIA DE LA NACIONALIDAD

   Una sentencia de 2013 del Tribunal Constitucional de la República Dominicana despojó retroactivamente de nacionalidad y ciudadanía dominicana a decenas de miles de personas. Según estimaciones del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los REfugiados recogidas en el informe de HRW, esta decisión afectó a más de 200.000 personas, a pesar de que el gobierno asegura que la cantidad sería de aproximadamente 100.000.

   El presidente, Danilo Medina, adoptó en 2014 una Ley de Naturalización con el propósito de mitigar los efectos de la sentencia. Su implementación ha estado marcada por numerosas irregularidades. Muchas personas no han conseguido resolver hasta la fecha su condición de ciudadanía, a pesar de cumplir con los requisitos necesarios, por lo que siguen en riesgo de deportación.

MIGRACIÓN Y DEPORTACIONES

   Entre junio de 2014 y junio de 2015, el gobierno implementó un plan nacional de "regularización" para legalizar la condición de cientos de miles de inmigrantes indocumentados --en su mayoría haitianos-- que habían vivido y trabajado en el país antes de 2011.

   Al concluir el periodo de regulación, en junio de 2015, al menos 288.000 personas presentaron solicitudes para regularizar su situación.

   Durante el verano de 2015, más de 66.000 inmigrantes regresaron voluntariamente a Haití. Sin embargo, varias organizaciones de Derechos Humanos cuestionan la naturaleza "voluntaria" de estos retornos, ya que muchos aseguran haber sido expulsados, o haber huido del país por temor a la violencia.

   De la misma forma se ha denunciado la falta de protocolos de deportación claros así como la posibilidad de que durante el proceso de deportaciones actúe deliberadamente en contra de cueras personas en función de motivos raciales.

CONDICIONES EN CENTROS DE DETENCIÓN

   A pesar de la creación de "cárceles modelo" como parte de un programa del gobierno para mejorar las condiciones penitenciarias, la verdad es que la mayoría de los internos permanecen en establecimientos tradicionales con grave sobrepoblación.

   Hasta agosto de 2015 había más de 26.000 presos en un sistema con capacidad para 14.000. La prisión más grande del país, La Victoria, alberga a más de 8.000 presos --tiene capacidad oficial para 2.000--.

VIOLENCIA MACHISTA

   El problema de la violencia contra mujeres y jóvenes persiste en República Dominicana.

   A pesar de que la Policía Nacional cuenta con una unidad especial para respondes a estos casos, entre enero de 2008 y octubre de 2014 se informó de más de 1.300 muertes por violencia de género.

   Hasta la fecha, la Cámara de Diputados está tratando una serie de reformas judiciales para abordar este problema.

DERECHOS REPRODUCTIVOS

   República Dominicana despenalizó en 2014 el aborto en casos de violación sexual, incesto, determinadas malformaciones fetales y cuando el embarazo ponga en riesgo la vida de la mujer.

   En diciembre, la Suprema Corte de Justicia determinó que la reforma era inconstitucional, restableciendo una prohibición penal absoluta del aborto que data del siglo XIX.

ORIENTACIÓN SEXUAL E IDENTIDAD DE GÉNERO

   La Constitución de 2010 recoge al matrimonio como la unión entre un hombre y una mujer.

   No existe en la legislación actual disposiciones integrales contra la discriminación de lesbianas, gays, bisexuales y personas transgénero (LGBT).

   En 2015, varias organizaciones de derechos de personas LGBT informaron sobre varios actos de discriminación y violencia --incluidos homicidios-- contra personas transgénero.