¿Cuáles son los países de Iberoamérica que tienen más mujeres científicas?

Investigadora.  Laboratorio.
SCRIPPS RESEARCH - Archivo
Publicado 12/02/2019 11:10:19CET

   MADRID, 12 Feb. (Notimérica) -

   El paraíso de las mujeres que aman la ciencia se encuentra en Iberoamérica, donde dos de ellos destacan por encima del resto. Alguno soprenderá a muchos.

   Bolivia, país donde las mujeres ocupan un 63% de todos los cargos de investigación, es el lugar de la región donde las mujeres ganaron la carrera a los hombres como investigadoras, ingenieras y científicas, según la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO).

   Esta nación andina parece romper con todos los estereotipos de género y las barreras a las que se enfrentan las mujeres en las altas esferas de la ciencia, un oasis en un mundo donde el conocimiento les fue negado durante siglos y donde todavía hoy, en determinado sectores de la sociedad, prevalece la duda de si el cerebro de una mujer es inferior al del hombre.

   En segundo lugar después de Bolivia, y sorprendente para muchos, se encuentra Venezuela con un 62% de participación femenina en la ciencia. Sólo los supera Myanmar, a nivel global.

   Contra lo que se puede suponer, en América Latina y el Caribe la participación de las mujeres en la ciencia (45%), supera a EEUU y Europa Occidental (32%).

   Según el libro 'Economía Feminista' (2016) de la argentina Mercedes D'Alessandro, Argentina, Uruguay y Paraguay tienen paridad de hombres y mujeres en la ciencia.

   En Argentina, existe una feminización de la ciencia, con casi el 60% de los becarios del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET) mujeres, según D'Alessandro. Eso sí, sólo hay un 25% de investigadoras con cargo principal o superior.

   A pesar de esto, todavía las mujeres están muy lejos de que se les reconozcan el papel que han jugado en la ciencia, y de la verdadera igualdad de oportunidades.

   Según la Organización de Naciones Unidas (ONU), hoy día menos del 30% de los investigadores en todo el mundo son mujeres. Aunque en 2019 más niñas asisten a la escuela que antes cuando la educación les era negada, las pequeñas parecen perder el interés en las materias como ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas a medida que se acercan a la adolescencia.