Actualizado 09/08/2016 09:29 CET

Cuando San José de Costa Rica adelantó al mundo en materia de energía eléctrica

San José
WIKIPEDIA

   San José, 9 Ago. (Notimérica) -

   El 9 de agosto de 1884, la ciudad de San José, en Costa Rica, se convirtió en la tercera ciudad del mundo y la primera en Iberoamérica en ser iluminada por energía eléctrica, después de Nueva York y París. Hasta este 9 de agosto, San José era un pueblo iluminado con canfín (un líquido inflamable, mezcla de hidrocarburos, que se obtiene de la destilación del petróleo natural).

   En 1882, el Gobierno de Costa Rica otorgó al ingeniero local Manuel Víctor Dengo --que venía de ver la luz que ofrecía la estación eléctrica de 'Pearl Street', instalada por Thomas Edison en Nueva York-- la concesión para desarrollar la luz eléctrica en el país de manera exclusiva y durante un período de 15 años.

   Una vez obtenido el conocimiento con Dengo, era necesario la capacidad de financiación, y esta parte correspondió al guatemalteco Luis Batres, que junto al ingeniero fundaron la Compañía Eléctrica de Costa Rica.

   Ambos construyeron la primera planta hidroeléctrica, ubicada en el barrio de Aranjuez, que empezó a funcionar con una fuerza de 75 caballos y generaba 50 kilovatios para iluminar 25 lámparas en el centro de San José.

   Los habitantes de la capital y de las ciudades de Alajuela, Heredia y Cartago abarrotaron las principales calles de la capital para presenciar el momento en que la luz natural se iba ocultando, esperando que se encendiera, por primera vez, el servicio de alumbrado eléctrico.

   "Las calles por donde iban colocando los postes y se tendían los alambres eran sitio de obligada romería para todos y algunos llegaban manifestando sus dudas porque, a lo mejor, tales alambres eran huecos, como finísimos tubos por los cuales circulaba el canfín de los faroles", escribe el cronista Alberto Quijano en su libro 'Costa Rica ayer y hoy', de 1940.

   A partir de entonces surgieron nuevas empresas dedicadas a la a producción y distribución de energía. En este marco se constituyó, el 8 de abril de 1941 la Compañía Nacional de Fuerza y Luz, empresa generadora y distribuidora de electricidad que hoy mantiene vigente su aporte clave al desarrollo social y económico de Costa Rica.