Actualizado 15/09/2010 19:37 CET

Cuatro heridos en enfrentamientos en la frontera Colombia-Venezuela

BOGOTÁ, 15 Sep. (COLPRENSA/EP) -

Al menos cuatro personas resultaron heridas durante enfrentamientos entre manifestantes y fuerzas de seguridad que han tenido lugar en la frontera sur de Colombia y Venezuela.

Un grupo de chóferes informales que cubren la ruta entre la localidad de San Antonio del Táchira, en Venezuela, y la ciudad de Cúcura, en Colombia, cerraron el puente internacional Simón Bolívar desde tempranas horas de la mañana hasta casi las 19.00 horas (02.00 horas en la España peninsular) en protesta por la inmovilización de unos 30 coches por parte de las autoridades venezolanas.

Los trabajadores denunciaron además atropellos y abusos por parte de los oficiales del Destacamento de Fronteras número 11 y funcionarios de Tránsito Terrestre del estado de Táchira, en el sur de Venezuela.

La protesta fue pacífica y durante varias horas se permitió el paso de peatones, hasta que los manifestantes decidieron prenderle fuego a los neumáticos que estaban usando como barricadas, para evitar que los desalojaran del lugar.

La Guardia venezolana disparó perdigones y gases lacrimógenos contra un grupo de chóferes informales cuando mantenían bloqueado el paso fronterizo que une ambas naciones. Los manifestantes respondieron lanzando palos y piedras a los oficiales.

En los enfrentamientos resultaron heridos cuatro de los manifestantes al ser alcanzados por los proyectiles. La acción de los uniformados provocó que muchas personas entraran en pánico y corrieran en busca de refugio. El gas afectó particularmente a un grupo de estudiantes que en ese momento iban de regreso a sus viviendas.

Los conductores dijeron sentirse "cansados por los abusos de las autoridades" venezolanas contra el gremio. Asimismo, denunciaron que el pasado lunes trasladaron a los aparcamientos de Tránsito Terrestre 30 vehículos, sin una razón aparente.

Este problema, aseguraron los manifestantes, se ha estado presentando con frecuencia desde hace tres meses. Según ellos, las autoridades venezolanas están inmovilizando los automotores a pesar de tener todos los documentos vigentes.