Publicado 12/06/2020 18:22CET

Cuba.- El 80% de los cubanos percibe una situación de crisis económica en su casa, según el Observatorio Cubano de DDHH

Imagen de La Habana durante la pandemia de coronavirus
Imagen de La Habana durante la pandemia de coronavirus - Guillermo Nova/dpa - Archivo

El OCDH defiende que es "la foto de la Cuba real, no de las rutas turísticas"

MADRID, 12 Jun. (EUROPA PRESS) -

El 80 por ciento de los cubanos percibe que en sus hogares se vive una situación de "crisis económica severa o moderada", de acuerdo con una encuesta publicada este viernes por el Observatorio Cubano de los Derechos Humanos (OCDH) cuyo objetivo, según ha explicado su director ejecutivo, Alejandro González Raga, es mostrar la "Cuba real".

"El mensaje más importante que nos manda es la foto de la Cuba real, no de las rutas turísticas", ha dicho González Raga en un acto virtual para presentar el segundo informe del OCDH sobre 'El Estado de los derechos sociales en Cuba', en el marco de la campaña 'Cuba no es como te la cuentan, ayúdanos a contar la verdad'.

El estudio se ha realizado con los colaboradores del OCDH dentro de la isla con entrevistas personales a 1.201 personas de las tres regiones de Cuba entre el 20 de enero y el 10 de febrero, un margen de error de 2,8 puntos porcentuales y un nivel de confianza del 95%.

González Raga ha llamado la atención sobre el hecho de que la medición se realizara antes de que la pandemia de coronavirus estallara en la nación caribeña. "Por tanto, habrá datos posteriores que reflejarán una realidad peor", ha augurado.

El objetivo del sondeo es demostrar que, aunque "durante décadas muchas personas han creído la versión de una Cuba paradisíaca ofrecida por el Gobierno, nada más lejos de la realidad", debido a "las continuas y múltiples crisis de un sistema fracasado desde el punto de vista político, económico y social".

El jefe del OCDH ha extraído como conclusión que "el cubano de dentro de la isla cada vez es más infeliz con este sistema", destacando el hecho de que, además, "cada día hay más cubanos dispuestos a decirlo".

CRISIS ECONÓMICA

De acuerdo con el informe, el 42 por ciento de los interrogados tiene problemas para "comprar lo más esencial para sobrevivir" y el 38 por ciento dice que cuenta con "lo suficiente para sobrevivir pero no para comprar algo extra". "Se puede concluir que alrededor del 80 por ciento de los cubanos perciben una situación de crisis económica severa o moderada en sus familias", afirma el OCDH.

El desempleo en Cuba alcanza el 8 por ciento, conforme a estas cifras, pero "al considerar a las personas que se encargan de las labores domésticas (15%), así como a aquellos que no pueden trabajar por enfermedad (5%), (...) el porcentaje de personas que no reciben una retribución alcanza el 27% de la población en edad laborable". Además, un 36 por ciento de los desempleados lleva sin trabajo más de un año y el 95 por ciento no ha recibido ningún tipo de ayuda al desempleo.

De la población trabajadora, el 46 por ciento lo hace con el Estado, con un sueldo oficial de seis dólares al mes --ha precisado González Raga--; el 43 por ciento, por cuenta propia; y un siete por ciento, en ambos sectores.

Con todo ello, el 33 por ciento de los hogares, unos 1,3 millones de familias, viven con menos de mil pesos cubanos (unos 40 dólares) al mes, con lo que las familias con tres miembros "deben sobrevivir con 1,33 dólares o menos al día", cuando el umbral de la extrema pobreza se fija en 1,90 dólares diarios.

González Raga ha enfatizado el impacto que esta situación económica tiene sobre la alimentación de los cubanos. El 56 por ciento dice que come tres veces al día, pero el 35 por ciento solo como dos o menos veces en un día. Los alimentos dominantes son el pan, el arroz y las legumbres, mientras que la carne de res, el pescado y la fruta son los más escasos en la dieta cubana. El 74 por ciento de los cubanos considera que tiene una alimentación "deficiente".

El opositor cubano ha explicado que el Gobierno lo "ha intentado justificar diciendo que hay una libreta de abastecimiento, lo cual es un eufemismo porque realmente es una cartilla de racionamiento que se supone que garantiza cierto nivel de alimentación, pero esto es también una falacia porque el 62 por ciento de los cubanos afirma que los alimentos adquiridos (de esta forma) apenas dan para comer los primeros diez días del mes".

SIN AGUA NI MEDICAMENTOS

Interrogados sobre el sistema sanitario de Cuba, los encuestados han dado una valoración "bastante negativa" en "aspectos fundamentales", "llegando a ser incluso muy negativa en algunos de ellos". Así, el 76 por ciento denuncia la falta de "acceso a exámenes médicos complementarios de forma simple, gratis y no demorada", el 50 por ciento se queja de la escasez de material médico y el 60 por ciento apunta al mal estado de las instalaciones.

El aspecto mejor valorado de la sanidad cubana es "la capacidad y el desempleo de los profesionales sanitarios", que alcanza un 45 por ciento. El director regional para América Latina del Instituto Republicano Internacional (IRI) de Estados Unidos, Antonio Garrastazu, ha indicado que en este caso el problema es que "solo tienen acceso a materiales muy antiguos y no tienen acceso a las nuevas tecnologías", por lo que "no tienen la materia prima para actualizarse".

En cuanto a la actual coyuntura de Cuba con la pandemia de coronavirus, de la que solo se han registrado 2.233 casos y 84 muertes, por lo que el país prepara ya la desescalada, Garrastazu ha admitido que es difícil saber la incidencia del virus porque "el régimen es una gran maquinaria de propaganda".

Ya antes de la COVID-19, el 78 por ciento de los consultados dijo que había tenido que esperar entre uno y seis meses para ser atendido por un médico especialista y el 59 por ciento había necesitado medicamentos en los últimos tres meses, si bien el 43 por ciento no pudo conseguirlos por el desabastecimiento en los canales oficiales y el 37 por ciento los obtuvo por otra vía.

Por otro lado, el informe muestra que "la gran mayoría de la población cubana (casi un 80%) no cuenta con suministro de agua corriente permanente". El 20 por ciento declara que tiene agua potable entre uno y tres días a la semana y el 50 por ciento dice que disfruta de este suministro entre cuatro y seis días a la semana. Un nueve por ciento asegura que no tiene agua en su casa, "una cifra verdaderamente alarmante", subraya el OCDH.

En la misma línea, solo un 20 por ciento de los hogares cubanos tiene un suministro eléctrico continuo. "Para más del 70 por ciento de la población ha habido cortes, ya sean de tipo recurrente (8%) o más espaciados (65%)", con lo que los apagones "afectan a toda la población", apostilla.

El informe repasa igualmente otros rubros sociales, como la vivienda. A este respecto, indica que la mayoría de las familias cubanas, con una media de tres miembros, viven en casas de menos de 40 metros cuadrados (29%) o de entre 40 y 60 metros cuadrados (27%) y el 47 por ciento coincide en que necesitan reparaciones.

ADOCTRINAMIENTO

Sobre el sistema educativo, el 50 por ciento considera malo o regular el contenido de la enseñanza, el 55 por ciento habla en los mismos términos de la calidad de las instalaciones y el 68 por ciento, de los materiales de estudio. Igual que en salud, se salvan los profesores, con un 49 por ciento que considera que tienen una formación buena o muy buena frente al 47 por ciento que la tacha de mala o regular. No obstante, el 40 por ciento cree que se adoctrina.

Por último, el sondeo ofrece un análisis sobre la situación de los adultos mayores en Cuba. El 59 por ciento confiesa que "tiene problemas para comprar lo más esencial para sobrevivir" porque la jubilación mínima equivale a unos 9,6 dólares mensuales.

Con todo ello, el administrador interino de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID), John Barsa, ha asegurado que Washington está dispuesto a ayudar a La Habana, aseverando que es posible a pesar del bloqueo, pero ha denunciado que el Gobierno se lo impide. "Podríamos ayudar, pero no nos dan el 'chance'", ha dicho.