Actualizado 16/11/2010 17:54 CET

Cuba.- Cuba fabrica un millón de televisores chinos para poder tener TDT en 2020

MADRID, 16 Nov. (EUROPA PRESS) -

Cuba fabrica un millón de televisores ATEC de la marca china Haier con miras a desarrollar la Televisión Digital Terrestre (TDT) y lograr que todos los habitantes de la isla disfruten de este servicio en el año 2020.

El uso de televisores con moderna tecnología --como es el caso de los equipos chinos-- es uno de los pasos de Cuba para adoptar la llamada TDT, informó el director de la Oficina para la Digitalización de la Radio y Televisión, Manuel Barreras.

El objetivo es fabricar los llamados híbridos --digitales y analógicos, indistintamente-- hasta que el país logre poner fin al sistema tradicional de transmisiones, lo cual podría lograrse probablemente para 2020, informó la agencia Prensa Latina

"Queremos llegar a la gente y a la vez estar en la vanguardia tecnológica", indicó Barreras, al destacar los beneficios de los equipos ensamblados en la Empresa cubana de la Industria Electrónica (EIE).

Barreras precisó que para cumplir con estas metas continuarán la misma línea de trabajo que se puso en marcha con la fabricación de un millón de televisores ATEC del modelo Panda, también chino, que tuvo una gran demanda en la isla.

Mientras Cuba no disponga de la TDT, producirá cuatro tipos de televisores: los de pantalla CRT (tubos de rayos catódicos) de 21 y 29 pulgadas, y los de LCD (cristal líquido) en modelos de 26 y 32 pulgadas, estos dos últimos en fase de preparación, señala Prensa Latina.

La EIE se encuentra en este momento trabajando en el diseño de un televisor que satisfaga los requerimientos de los cubanos y también hace sus ajustes para la creación de capacidades exportadoras, anunció el director de esa empresa estatal, Radamés Candebat.

"Tenemos la idea clara de conseguir el televisor con las prestaciones necesarias, nada de elementos superfluos que lo encarezcan", aclaró Candebat, quien resaltó que los equipos tendrán un sistema de respaldo de postgarantía que asegure piezas de repuesto por una década.