Actualizado 09/05/2008 20:13 CET

Cuba.- Cuba prescribirá dos nuevas píldoras abortivas para reducir el riesgo de infertilidad de la práctica quirúrgica

LA HABANA, 9 May. (EUROPA PRESS) -

El gobierno cubano administrará dos nuevas píldoras anticonceptivas abortivas como método para reducir la elevada infertilidad de mujeres que en alguna ocasión ha abortado voluntariamente, informa la prensa cubana.

Según las estadísticas oficiales cubanas, el 60 por ciento de las mujeres que sufren infertilidad se habían sometido con anterioridad a un aborto voluntario o más. Además, los especialistas sanitarios advierten de que el grado de percepción del riesgo que supone un aborto con técnicas invasivas es muy bajo.

En ese sentido, las autoridades indicaron que esperan realizar en 2008, un 80 por ciento de las interrupciones de embarazo con Misoprostol en los hospitales, donde se administrará exclusivamente. Asimismo, a partir del segundo semestre de 2008 se venderá, sin receta médica, Levonorgestrel, conocida también como la píldora del día después.

El diario oficial 'Granma' publica hoy que se prevé la "próxima introducción del medicamento Misoprostol como método seguro de efectuar interrupciones voluntarias" en Cuba, un país donde el aborto es legal y gratuito desde 1965. Además, se indica que el gobierno tratará de fomentar el uso de las píldoras anticonceptivas con el fin de sustituir progresivamente los dispositivos intrauterinos.

"Aunque se trate de una técnica relativamente sencilla y segura, lo cierto es que el aborto es un proceso arriesgado, que se practica a ciegas, y puede tener complicaciones aun cuando se realice por las manos más expertas y en los mejores servicios", reconoce el citado diario.

El profesor Miguel Sosa aseguró que la percepción que tienen las mujeres sobre los riesgos del aborto "es baja" y que en ocasiones los trastornos que originan se manifiestan a largo plazo, como las complicaciones inflamatorias que dañan el aparato reproductivo, principalmente las trompas. "Incluso en condiciones médicas óptimas, estas interrupciones pueden originar riesgos como la persistencia de restos ovulares, el denominado aborto incompleto, con alta incidencia de infección".

Sosa precisó que el volumen de abortos voluntarios en Cuba es elevado y añadió que por ello las nuevas "políticas de planificación familiar en el país" se dirigen a la disminución de esta práctica al mínimo indispensable, "atendiendo a los problemas de salud que genera".

El médico, especialista en Ginecobstreticia y presidente de la Sociedad Cubana de Desarrollo de la Familia (SOCUDEF), declaró a 'Granma' que el sistema sanitario cubano comenzó "de forma limitada aún" la introducción del aborto con el medicamento con Misoprostol, que "se irá extendiendo escalonadamente a los 96 hospitales autorizados para practicar las interrupciones voluntarias", donde se prevé que se practiquen con este medicamento el 80 por ciento de los abortos voluntarios en 2008.

Según datos de la Sociedad Cubana de Desarrollo de la Familia, 67.903 mujeres de entre 12 y 49 años se realizaron al menos un aborto en 2006. Este dato indica que de cada 100 embarazos, se interrumpen voluntariamente 37.