La escasez de agua en La Habana está en su momento más crítico desde hace 50 años

Actualizado 12/04/2011 19:05:04 CET

MADRID, 12 Abr. (EUROPA PRESS) -

El suministro de agua en La Habana vive su momento más crítico desde hace medio siglo como consecuencia de la fuerte sequía y el deterioro de los acueductos, situación que puede empeorar en las próximas semanas si no se producen precipitaciones, ha alertado el Gobierno cubano.

Más de un millón de habaneros se han visto perjudicados por la escasez. En la actualidad, alrededor de 106.000 personas en la capital solo reciben agua mediante el uso de camiones cisterna, lo que ocasiona "gastos significativos de combustible", precisa el diario oficial 'Granma'.

Cuba atribuye el descenso en las fuentes de abastecimiento de agua al "efecto combinado de más de dos años consecutivos con precipitaciones por debajo de las habituales, el prolongado deterioro de las redes y conductoras de los sistemas de acueductos, unido al desgaste de redes interiores y herrajes de instituciones y viviendas, y la falta de una cultura de ahorro", señala el rotativo.

La Habana cuenta con una red de tuberías de 3.158 kilómetros, pero el 70 por ciento "están en mal estado", lo que explica que "aún se pierda durante el trayecto desde la fuente hacia su destino final una parte del agua bombeada".

"Así el suministro del preciado líquido en la capital enfrenta en la actualidad la situación más crítica del último medio siglo y pudiera agravarse aún más, si no llegan en toda su abundancia los esperados aguaceros de mayo y junio", alerta 'Granma', citando datos y análisis del Centro del Clima del Instituto de Meteorología.

Pronósticos de los servicios de meteorología revelan que en abril pueden aumentar considerablemente las precipitaciones en la isla, pero "todavía no serán suficientes para compensar el déficit acumulado en los meses precedentes".

Para hacer frente a esta crisis, el Gobierno cubano ha destinado "una millonaria suma" --no especificada por 'Granma'-- a un plan de 14 obras que deberán ejecutarse a lo largo de este año para la rehabilitación, adecuación y construcción de acueductos y sistemas de reservas de agua.

Las autoridades cubanas han impuesto multas a los "sobreconsumidores" en "determinados organismos" ante "la tendencia de no establecer medidas dirigidas a frenar el despilfarro, una situación que saca a relucir la irresponsabilidad y la falta de sensibilidad de directivos ante la carencia de agua", según comenta el ingeniero Jorge Kalaf, vicedelegado provincial de Desarrollo e Inversiones del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos.